Los calzoncillos del jefe


De vez en cuando tengo reflexiones absurdas sobre temas totalmente intranscendentes y triviales que a priori no tendrían ningún interés social pero que al final son un retazo mas de la sociedad. Mi reflexión sobre la ropa interior de los “jefes” surge de una conversación nocturna con el jefe “De Cabo” en la cual mostraba sus preferencias en cuestión de calzoncillos. Tranquilo jefe que no voy a llevar a cabo mis amenazas y no voy a revelar ni los términos de la conversación ni las fotografías, a cambio claro de…

Dejemos mis chantajes a parte y entremos en cuestión. Mi pregunta es: ¿la ropa interior es un condicionante social? Es decir, mi duda se refiere a si utilización de determinada ropa interior, léase calzoncillos en el caso del género masculino o bragas – y todos sus derivados – y sujetadores en el ámbito femenino está condicionada por la personalidad del sujeto o por el contrario es su ropa interior la que puede condicionar esa personalidad. Y sobre todo, si la decantación por uno u otro tipo de ropa interior supedita en cierto modo la toma de decisiones de los grandes jefes políticos a nivel mundial.

DKlein

Yo personalmente creo que hay una importante relación entre interior y decisión, que como todo en la vida, la utilización de una ropa mas o menos atrevida o conservadora es una muestra del carácter y del tipo de ideología de una persona y de las decisiones que se toman. Pero más allá de esta obviedad, el conservador es conservador y el progre utiliza ropa progre, creo que el tema merece un análisis en profundidad.

Vayamos pues a un caso que puede ejemplificar a la perfección mis dudas en torno a este argumento interiorista. Una mujer como Condoleezza Rice, sobre la cual no voy a hacer comentarios de índole política ya que puede gustar mas o menos su ideología y su posición en cuestiones como los ataques bélicos, etc.; decía una mujer como Condoleezza es probable que en las cumbres políticas no vaya a llevar un tanga de leopardo ni un sujetador con relleno y puntillas. Será ¿por la sobriedad en el gusto al vestir relacionada con su posición política? ¿será por el conservadurismo propio de la señora? O ¿será por comodidad?. Pero, por otra parte, no sería nada descabellado pensar en todo lo contrario, que la mujer en su vida profesional es referente político mundial, símbolo de fortaleza y de dureza, en lo personal fuese mas allá que en su pensamiento político y arriesgara utilizando una ropa íntima provocativa, moderna y sexy.

Ahora bien, hay personajes de la vida social y política española que no puedo imaginar que tengan esa dualidad en su personalidad, ¿quién se puede imaginar a la señora de la Vega con un conjunto picardías? Bueno, que ejemplo tan gráfico ¿no?. Por no hablar de los señores Agag, Botín o el propio Rajoy, a los cuales no puedo elegir un modelito provocador porque no soy capaz de imaginarlo.

En fin, reflexionen si quieren y o no lo hagan, pero, miren de vez en cuando en su cajón de la ropa interior ¿qué ven?

Artículos relacionados

Acerca del autor

18 Comentarios

  1. Sergio
    13 febrero, 2008
  2. Call me Ishmael
    13 febrero, 2008
  3. Zyrtab
    13 febrero, 2008
  4. De Cabo
    13 febrero, 2008
  5. Dimitri
    14 febrero, 2008
  6. isa
    14 febrero, 2008
  7. Ikeisenhower
    14 febrero, 2008
  8. Stackhouse
    14 febrero, 2008
  9. De Cabo
    14 febrero, 2008
  10. Call me Ishmael
    14 febrero, 2008
  11. Warning
    15 febrero, 2008
  12. Dimitri
    15 febrero, 2008
  13. Call me Ishmael
    15 febrero, 2008
  14. De Cabo
    15 febrero, 2008
  15. Bird
    15 febrero, 2008
  16. De Cabo
    15 febrero, 2008
  17. Zyrtab
    15 febrero, 2008
  18. Call me Ishmael
    15 febrero, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar