Irak, 5 años después


Ya han pasado 5 años. Ya llevamos 5 años de guerra en Irak, y Amnistía Internacional acaba de publicar un informe sobre la situación del país y de cómo han transcurrido las cosas durante este tiempo. El informe que podéis consultar aquí: Informe de Amnistia internacional es impresionante, y simplemente buscando un poco por Internet y leyendo a los que han pasado por allí antes y los que pasan por allí ahora podemos hacernos una idea del desastre en el que se ha convertido aquella zona.

Informe de Administía Internacional

 
Sadam Husein era un personaje siniestro, bajo su régimen de terror marginó por completo a la etnia kurda del norte del país (algunos de ellos se exiliaron y son ahora vecinos míos en Lavapiés). Además su dictadura limitaba la libertad de sus ciudadanos y fue objeto de crítica por la mayoría de los países democráticos, especialmente tras el ataque injustificado a Kuwait que motivó la primera guerra del golfo. 

Dicho esto, Irak era un país próspero gracias a sus fuentes de petróleo, y aunque esta riqueza no estaba repartida equitativamente entre las distintas familias del Islam que convivían en el país, sus ciudadanos contaban con una de las sociedades más avanzadas y ricas de todo el Oriente Medio.¿Y qué es lo que ha pasado de hace 5 años hasta ahora? Pues según este informe, y los recientemente publicados por la ONU y por la Organización Mundial de la Salud cientos de miles de personas han muerto (las cifras difieren según el informe, pero las cifras más optimistas hablan de más de 100.000 personas muertas directamente por la guerra) y otras tantas han quedado mutiladas de por vida.

Siendo esta cifra escalofriante por sí sola, lo que realmente llama la atención es que la situación de la sociedad actual es terrible, se calcula que hay 4 millones de desplazados, y las zonas en las que anteriormente las diferentes etnias y confesiones del Islam vivían en paz se han radicalizado y aumentado la cifra de personas que han tenido que dejar su pueblo o incluso su país para poder vivir en una paz razonable.

Otro punto del informe que merece ser destacado es el de la justicia y los crímenes que se cometen todos los días en las ciudades y pequeños pueblos de Irak. Parece que se ha perdido toda confianza en la Justicia oficial debido a las detenciones ilegales, los juicios injustos y un sistema corrupto a todos los niveles, y la gente comete delitos que quedan impunes y que llevan a nuevos delitos por venganza o chantaje. Especialmente grave es la situación de las mujeres, que sumándose a los crímenes que sufren el resto de ciudadanos deben soportar las agresiones de sus propios familiares en defensa del Honor sin que nadie haga nada por evitarlo. Un dato extraído del propio in forme de Amnistía Internacional: el 21.2% de las mujeres iraquíes ha sufrido violencia física.

Económicamente el país está destrozado, ni siquiera el petróleo es capaz de aliviar la situación de un país que vive prácticamente del dinero que aporta la comunidad internacional. Según el informe casi la mitad de la población está en paro, el 70% de los ciudadanos tienen problemas de acceso al agua potable, el 43% vive con menos de un dólar al día y los niños que presentan problemas de malnutrición están en torno al 28%, mientras que durante el bloqueo internacional que siguió a la primera del golfo esta cifra estaba en el 19%.
La guerra en Irak
¿Y todo esto para qué? Se dijo al principio que era por motivos de seguridad y se ha demostrado que Irak no tiene nada que ver con Al Qaeda (ni siquiera pertenecen a la misma confesión islámica), y desde que la guerra comenzó lo único que ha sucedido es que la inestabilidad de la zona ha aumentado y se ha extendido por todo el mundo islámico. Si algo ha cambiado desde entonces es que el radicalismo de origen musulmán ha aumentado y se ha hecho aún más radical.

Se dijo después que toda esta guerra tenía motivos económicos, y lo que se buscaba eran los ricos yacimientos de petróleo que tiene Irak aún por explotar. Puede que esto sea así, no obstante hoy en día tenemos un petróleo que está en máximos históricos y encima USA y el resto de países han gastado una fortuna no sólo en armas, soldados y demás, sino también en seguridad, subvenciones, ayudas y en empezar a reconstruir todo lo que se ha destruido durante el conflicto.

No es fácil acabar este post con nada que no sea una visión pesimista de este país del que decían era la joya de la antigua Mesopotamia. El Irak de Sadam estaba muy lejos de ser una sociedad justa, pero la situación actual no puede ser peor(Irak es el país más inseguro de toda la Tierra según la ONU), y la segregación y los desplazados por motivos religiosos o de etnia dibujan un país roto y susceptible de dividirse en pedazos.

Un pequeño rayo de luz lo aporta el hecho de que poco a poco las instituciones impuestas por el nuevo gobierno se van consolidando. Dicen que los de la zona son gente dura, acostumbrada a sufrir sin perder la dignidad (una característica de la que suelen hacer alarde). Van a necesitar de todo esto para reconstruir su país, después de una guerra que parece que ha beneficiado a unos pocos y ha destrozado la vida de muchos.

Salud y República, y toda mi solidaridad con el pueblo de Irak, los que sufrían antes y los que sufren ahora.

Tags: ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Dimitri
    18 marzo, 2008
  2. Dimitri
    19 marzo, 2008
  3. Call me Ishmael
    19 marzo, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar