Barack Obama, presidente de los Estados Unidos de América


“El cambio ha llegado a América”

Así es como comenzó el discurso de Obama en el Grant Park de Chicago. Y es que el candidato afroamericano ha ganado las elecciones por una mayoría abrumadora. 353 delegados frente a los 163 de McCain.

Todo el mundo estaba a la espera de lo que pudiera pasar en estas elecciones. Todos estábamos atentos de lo que pudiera pasar, ya que de una manera u otra este gran cambio afectará, lo queramos o no, a todo el planeta. Obama lo ha conseguido. Los estadounidenses han aceptado el reto de cambio puesto por el demócrata, lo que le convierte en el primer presidente negro de la historia de este país. Tras la victoria, han reinado las buenas formas, donde el nuevo presidente electo ha asegurado de McCain que “ha luchado largo y duro” por “el país que ama”. Destacando que ha “sacrificado mucho por América, mucho más de lo que nosotros podemos imaginar”, además de felicitar a la candidata Sarah Palin, aspirante a la vicepresidencia, con quien ha asegurado “le gustaría trabajar” para renovar EE.UU. Finalmente ha enviado un mensaje de unidad:

“No somos una colección de estados rojos (republicanos) o azules (demócratas). Somos y siempre seremos los EEUU de América”

Su rival republicano, John McCain, por su parte, ha afirmado que “EE.UU ha hablado claro”, pues poco ha podido hacer frente al entusiasmo generado por el mensaje de esperanza lanzado por el candidato demócrata durante su campaña, una de las más brillantes que se recuerdan.

En su victoria ha tenido mucho que ver el apoyo logrado en los Estados decisivos de Florida, Pensilvania, Ohio y California, que aportan 27, 21, 20 y 55 votos, respectivamente, y que siempre han sido determinantes en la historia electoral del país. El candidato demócrata ha vencido también en Virginia, que tiene 13 votos, tras un recuento de infarto en el que nadie se ha atrevido a dar un seguro ganador hasta bien avanzado el escrutinio, pues hasta ahora había sido un sólido bastión republicano desde las presidenciales de 1968.

Otra de las claves del triunfo de Obama ha estado en el apoyo conseguido en los grandes Estados del este del país, como Maine, Vermont, Massachusetts, Connecticut, Delaware, Maryland, New Hampshire, Nueva Jersey, Pensilvania y Nueva York, además del Distrito de Columbia, que acoge a la capital del país, Washington, y el Estado de Illinois, de donde es senador.

Artículos relacionados

Acerca del autor

5 Comentarios

  1. Ikeisenhower
    5 noviembre, 2008
  2. La cabra de la legion
    5 noviembre, 2008
  3. jose87
    5 noviembre, 2008
  4. Dimitri
    5 noviembre, 2008
  5. Sylar
    11 noviembre, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar