Prohibición de los toros. En Cataluña se queman libros

Antes de ayer tuvo lugar la votación en el parlamento autonómico catalán mediante la cual se decidía si se prohibían las corridas de toros en esta comunidad autónoma o no. Finalmente con 68 votos a favor de la prohibición, 55 sufragios en contra, nueve abstenciones, dos desapariciones y una ausencia, la prohibición (una más) salió adelante.

Libertad SI

Día grande para los nacionalistas, y desde hace 6 años uno más. Su autobomobo llena portadas nacionales e internacionales, asi se dan publicidad (como con el numerito de las selecciones autonómicas) y de paso eliminan otra seña de identidad de la cultura española de la comunidad catalana, que en el fondo es de lo que se trataba.

CapoteQue nadie se engañe. A las señorías que ayer decidían sobre la prohibición les importa un pimiento los toros. Me jugaría la mano derecha a que si ven un animal de casta en el campo no sabrían decir si es una vaca o un toro. Si conociesen mínimamente los valores de la Fiesta, quizá reconsiderasen su voto. Pero lo cierto que quien menos presente ha estado en este proceso ha sido el toro ni la gente que lo mima, sino la firme intención de eliminar parte de la tradición española de dicha comunidad. Esto lo demuestran 2 hechos, el primero es el sectarismo que caracteriza a casi toda la casta política catalana; al torero Joselito le invitaron al debate en la cámara autonómica (recibido con un “bienvenido a nuestro país”), pero no le dejaron intervenir, pues le dieron el derecho pero todos le hablaban en catalán, hasta que obviamente se negó a comentar cosas que no entendía. Buen criterio maestro. El otro hecho significativo son las declaraciones del presidente de los nacionalistas, Jose Montilla Aguilera, natural de Córdoba y a la sazón estandarte de la hipocresía. Si Montilla dice blanco seguro que es negro, si dice que es negro, es blanco 100%, tras el pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto dijo algo asi como que su aprobación integra reforzaría la relación Cataluña-España (ambos al mismo nivel para él claro) cuando todos sabemos que en dicho documento Cataluña es proclamada nación luego lo que se consigue es precisamente lo contrario; asi en este caso, si José dice que “se equivocan los que quieran hacer de este debate el termómetro de las relaciones entre Cataluña y España” es porque naturalmente acertamos quienes decimos lo que acabo de exponer.

DictaduraEste episodio en el que se mata un elemento de la cultura con más arraigo en nuestra sociedad me recuerda a la quema de libros llevada a cabo por los nacis en 1933, en la que estos quemaron toda obra de escritor judío amen de todo lo no políticamente correcto para ellos, que eran los que mandaban. El paralelismo entre esta forma de actuar y con la que actúan sus señorías en Cataluña es idéntico. Ambos a por la cultura que en dicho momento es políticamente incorrecta. Erradican todo lo que huela a España o todo lo que se opone a su criterio, llevándose por delante lo que haga falta. Para que no queden dudas, lo que digo es que la forma de gobierno en Cataluña es dictatorial. Quienes están en el poder gobiernan con quienes les votan contra quienes no les votan, sin pararse a pensar que los ciudadanos disfrutan, o deberían disfrutar de una cosa que hace mucho que desapareció en Cataluña: la libertad. La libertad para que en las escuelas públicas se estudie en castellano, la libertad para rotular las tiendas en castellano y ahora la libertad de disfrutar de una tarde de toros.

Siguiendo con el paralelismo y avanzando capítulos de historia a la velocidad del rayo, todos sabemos cómo acabo la Alemania naci y quien tuvo que detener dicho fanatismo. Sin embargo en el tema que nos ocupa la situación cambia a peor, principalmente porque quien debe frenar este proceso liberticida no lo hace, es decir, ni Gobierno ni Justicia (si es que existe en este país) toman cartas en el asunto. El primero porque necesita del apoyo de los analfabetos de quienes parte esta iniciativa y muchas de las ya mencionadas, luego culo en pompa y a morder almohada; la segunda porque en su politización más que evidente, es incapaz de tomar una decisión en firme.

Creo que el tema no da más de si, solo puedo decir que, aunque en Cataluña sigan “quemando libros” como hacían los nacis, los judíos que tienen que peregrinar de allí para, en este caso, poder ir a los toros, serán más que bien recibidos donde aun se goza de libertad, aunque sea básica. Lo siento por ellos.

Artículos relacionados

Acerca del autor

21 Comentarios

  1. charly
    30 julio, 2010
  2. serialuser
    30 julio, 2010
  3. Stackhouse
    30 julio, 2010
  4. Stackhouse
    30 julio, 2010
  5. Boticaria
    31 julio, 2010
  6. Andrés
    31 julio, 2010
  7. Rulo
    31 julio, 2010
  8. Stackhouse
    1 agosto, 2010
  9. Holala
    1 agosto, 2010
  10. Rulo
    1 agosto, 2010
  11. sil
    1 agosto, 2010
  12. Warning
    2 agosto, 2010
  13. Rulo
    2 agosto, 2010
  14. holala
    2 agosto, 2010
  15. charly
    3 agosto, 2010
  16. Call me Ishmael
    4 agosto, 2010
  17. Andrés
    4 agosto, 2010
  18. gominolo
    10 agosto, 2010
  19. Stackhouse
    12 agosto, 2010
  20. Stackhouse
    12 agosto, 2010
  21. Rulo
    12 agosto, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar