No estás loco, tienes una radio AM en tu empaste

Radio

Si alguna vez vas al dentista para que te empasten una muela, sales de la consulta y empiezas a escuchar voces, gente que habla cuando no hay nadie a tu alrededor o cosas similares, puede que te estés volviendo loco o puede que te este ocurriendo lo siguiente.

Hoy día es mas difícil, ya que a penas se emplean los metales para realizar empastes, pero es posible que si tu dentista aun los emplea y no tiene el suficiente cuidado al realizarlo, consiga involuntariamente volverte loco, o al menos, hacértelo creer.

Este hecho se descubrió en la II Guerra Mundial, cuando un británico, tras acudir a su dentista, lograba detectar la señal emitida por los submarinos alemanes sin saber cómo. Tras investigar el asunto, se hallo la respuesta.

Aunque actualmente haya caído casi en desuso, todo el mundo ha tenido alguna vez una radio AM/FM, empleándola especialmente para recibir señales FM, ya que las AM eran escasas y con bastante ruido. Pues bien, un receptor AM con el que se captaban esas señales tan ruidosas es una de las cosas mas sencillas que se pueden construir, tanto por la simpleza de su funcionamiento como por la escasez de materiales a emplear. Someramente el funcionamiento de un receptor AM es el siguiente.

Hay receptores AM de muchos tipos, aunque hay uno especialmente simple:

diagrama.JPG

Este es el diagrama del receptor AM más simple, donde aparece un diodo y una impedancia formada por una resistencia de valor elevado y un condensador. Una señal AM (modulada en amplitud) se caracteriza por llevar la información en su amplitud, de modo que con este circuito y gracias al diodo, logramos quedarnos con la amplitud de la señal y por tanto con la información que deseamos recibir.

El paralelismo con la boca humana aparece cuando nuestro dentista nos empasta una muela con un metal, de modo que el empaste del diente crea un efecto semiconductor que hace la función de diodo, convirtiendo nuestra boca en un receptor AM pasivo, sin necesidad de alimentación eléctrica. Todo esto conectado con el nervio auditivo permite que se filtren ciertas frecuencias de radio hasta el cerebro, haciendo que escuchemos lo que una determinada emisora de radio esté emitiendo en AM. De modo más simple podemos ver el efecto en este esquema, donde el diodo seria el empaste y los auriculares la conexión hacia el nervio auditivo.

esquema.JPG

Es importante tenerlo en cuenta, ya que si algún día vais al dentista para que os empaste una muela y empezáis a oír voces que solo vosotros escucháis, volved a este antes de pasar por el psicólogo.

Artículos relacionados

Acerca del autor

19 Comentarios

  1. De Cabo
    15 Febrero, 2008
  2. Call me Ishmael
    15 Febrero, 2008
  3. Zyrtab
    15 Febrero, 2008
  4. Public Enemy
    16 Febrero, 2008
  5. Dimitri
    17 Febrero, 2008
  6. De Cabo
    17 Febrero, 2008
  7. In memoriam
    17 Febrero, 2008
  8. Stackhouse
    17 Febrero, 2008
  9. Chris Knight
    8 Mayo, 2009
  10. Guaje1982
    9 Mayo, 2009
  11. Zarrapop
    9 Mayo, 2009
  12. LoPaso.com
    9 Mayo, 2009
  13. Yostradamus
    9 Mayo, 2009
  14. Golpedegato
    12 Mayo, 2009
  15. Alberto Márquez
    6 Agosto, 2009
  16. olivia
    7 Agosto, 2009
  17. kuro
    11 Agosto, 2009
  18. miguel
    16 Febrero, 2010
  19. japo
    17 Mayo, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar