Computación en nube o cloud computing

picture taken from blog.modernista.com

Hola blogueros!! Después del puente volvemos con más fuerza que nunca y tocando un tema un tanto espinoso, bastante oído y poco comprendido. Pero aquí estamos y lo vamos a explicar para que no haya ninguna duda.

Para entender el concepto de nube debemos echar un vistazo atrás y ver cómo ha evolucionado el mundo IT, sobre todo entender como su evolución ha sido influenciada por la economía, es decir, básicamente mejorar e innovar lo que tenemos pero pagando menos. De un vistazo se me ocurre como inicialmente empezamos con la arquitectura cliente-servidor para pasar después a la virtualización. El concepto de nube es un paso más allá en el que todo el sistema se ofrece como servicio.
Para que os hagáis una idea, en éste modelo se pagaría lo mismo por usar un servidor durante 900 horas que 900 servidores durante una hora. Hablando en plata, Pixar, esa gran empresa conocida mundialmente por películas como Toy Story o Buscando a Nemo necesitan 8 horas en renderizar un frame de película (24 Frames son un segundo), calcular cuántos años se tardaría en renderizar la película al completo… tantos años que no hubiéramos visto ni una de sus películas, ni nosotros ni nuestros hijos!

Hay diferentes tipo de nube dependiendo de cómo se usan los recursos:

Privada: Si está dedicada a una sola organización

Pública: Si los recursos están compartidos entre las diferentes organizaciones que allí se encuentren.
Serán los mandamases de las empresas quien decidan que parte de su organización deberá ir a la parte privada y cuál a la pública.

Todo en esta vida tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

Ventajas de la nube:

– Personalización e integración.

– Capacidad de adaptación y aprovechamiento de los tiempos de inactividad en los servidores.

– Uso eficiente de la energía ya que la energía consumida es sólo la necesaria.

Desventajas:

– Dependencia de los proveedores de servicios.
Aquí me gustaría profundizar algo más ya que es éste punto el que generará más controversia. Para empezar, la disponibilidad de las aplicaciones dependen del acceso a internet ya que nuestro proveedor de servicios (HP, IBM, Microsoft, Amazon) nos proporcionarán las herramientas necesarias para acceder a todos los servicios vía web.
Además los datos más privados de la empresa, la información más sensible, deja de estar en sus dominios, dejando expuesta esa información a posibles robos que dependerán de un tercero. Las medidas de seguridad dependerán además de nuestro proveedor, ya tendremos poco o nada que decir al respecto.
Incidiendo en la seguridad de los datos, ya no solo debemos estar preocupados por el robo de la misma en las dependencias del proveedor sino que no debemos olvidar que nuestros datos viajaran por internet hasta llegar a su destino, con lo que eso supone a pesar de la utilización de protocolos seguros como HTTPS.

Con toda esta información espero haber arrojado algo de luz al concepto de nube y las consecuencias de ir a la misma. Desde mi punto de vista creo que no es para nada el fin del mundo ni el comienzo de otra crisis tecnológica. Simplemente es una evolución necesaria la cual debemos seguir para ser más efectivos a medio-largo plazo. Entiendo que nuestro cerebro nos mande alertas de peligro por la forma en la que estamos acostumbrados a trabajar, sin embargo se nos abre otro tipo de tecnología, otra forma de trabajar. Debemos aprovechar ahora que estamos en el comienzo de ésta evolución para adaptarnos y trabajar en el futuro de esta manera.
Hasta la próxima!

Artículos relacionados

Acerca del autor

4 Comentarios

  1. Black April
    9 diciembre, 2010
  2. Sylar
    9 diciembre, 2010
  3. Ikeisenhower
    9 diciembre, 2010
  4. Warning
    9 diciembre, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar