Windows – Solucionando problemas en Windows Vista


Hola Blogueros!
Tras dejar unas semanas en paz al sistema operativo Windows en favor de otros productos Microsoft, hoy me he acordado de la cantidad de personas que instalaron Windows Vista en sus equipos y se sintieron estafados.
No es nuevo que Windows Vista será recordado como uno de los productos Microsoft con menos éxito debido precisamente al título de este post, sus problemas de rendimiento. Hasta tal punto se lio gorda que Microsoft tuvo que sacar un parche para convertir nuestro Vista en un XP vitaminado.

Pero no olvidemos que Windows 7 no es un sistema operativo nuevo que salió para corregir el error de Vista, Windows 7 es una actualización del core de Vista y por ello, creo que no se debe tomar a la ligera el trabajo que hay detrás. Por todo esto hoy dedicamos el post a los usuarios de Windows Vista.

Resumimos cuales fueron y siguen siendo los puntos más calientes de éstos problemas de rendimiento:

– El sistema operativo tarda en apagarse más de lo normal.

– Las aplicaciones dejan de funcionar.

– Alto consumo de disco duro y CPU.

– Las aplicaciones tardan mucho en arrancar.

Lo primero de todo y aunque parezca mentira, deberemos comprobar que cumplimos a rajatabla los requisitos hardware mínimos para poder instalar Vista. Una vez hecho esto, vamos por pasos:

1.- A partir de Windows Vista se incluye una aplicación que nos permite hacer un rating o valoración del rendimiento del sistema. La nota final vendrá determinada por la nota más baja del componente que se detecte como problemático desde un punto de vista de rendimiento, ejemplo:

Por tanto se nos indicará el talón de Aquiles de nuestro equipo.

2.- Sabemos que un simple driver puede convertirse en nuestra peor pesadilla. Por ello, y siguiendo las recomendaciones de la compañía del señor Gates, deberemos tener el equipo totalmente actualizado. Visitar Windows update nos ayudará en nuestro camino. Recordar, actualizaciones no solo a nivel de parche de seguridad sino también a nivel de drivers.

3.- Cuando Windows Vista detecta un problema de rendimiento nos suele avisar a través de una ventanita. Además nos incluye una recomendación sobre cómo solucionarlo. Deberemos
seguir las recomendaciones para descartar cualquier problema. No os olvidéis reiniciar el sistema una vez realizados los cambios.

4.- Si llegados a este punto continuamos con los problemas, Windows nos ofrece una herramienta mejorada del conocidísimo Performance Monitor o monitor de rendimiento llamada ahora Reliability Monitor o monitor de fiabilidad. No vamos a entrar en profundidad ya que nos daría para otro post completo, prometo hacerlo. Para que os hagáis una idea, la herramienta tiene ésta pinta:

Deberemos añadir que componentes queremos medir y durante cuánto tiempo para tener la suficiente información y poder corregir los problemas detectados.

5.- Deshabilitar el proceso Indexer.

Éste proceso está asociado al servicio Windows Search. Su cometido es proporcionar indización de contenido, almacenamiento en caché y resultados en las búsquedas. Es una aplicación que suele “estresar” el disco duro asiduamente. Si nuestro disco duro es lento nos veremos afectados por un problema de rendimiento debido al I/O. Para saber si realmente este servicio nos está provocando realmente problemas, deberemos deshabilitarlo para detener la indexación.

Para chequear el estado de este servicio:

Desde inicio, teclear indizacion para que aparezcan las opciones de indizacion, arriba del todo veremos si la indización está completada o si por el contrario se ha reducido la velocidad de indización debido a la actividad del usuario. si esto es así es que aún no se ha completado. Se recomienda deshabilitar el servicio si la indización ha terminado.

6.- Deshabilitar Aero.

Éste suele ser otra causa que provoca problemas de rendimiento en Windows Vista. Esta por supuesto muy ligado a los requisitos mínimos de video. En nuestro caso (Punto 1) es el que menor nota obtuvo. Si queremos optimizar el rendimiento y realmente no vamos a usar Aero, se recomienda deshabilitarlo. Para ello:
Botón derecho sobre nuestro escritorio, personalizar, click sobre color y apariencia, en esquema de color seleccionar Windows Vista Básico.

Espero que os haya servido de ayuda para detectar problemas de rendimiento en Windows Vista.
Hasta la semana que viene!

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario