Códigos QR: cómo acceder a contenido desde una imagen

Hola blogueros,

hoy no vengo a hablar de música, sino de tecnología. Seguramente conocéis o al menos habréis visto esos cuadrados negros rellenos de pequeños cuadraditos que últimamente están por todos lados. Son los nuevos códigos de barra bidimensionales, llamados Código QR (Quick Response Code o Códigos de Respuesta Rápida). Estos códigos se crearon en 1994 en Japón, por la compañía Denso-Wave llegándose a hacer los códigos más populares allí y extendiéndose por todo el mundo. Aunque fue desarrollado por esta compañía, cabe destacar que el código es abierto, y que, aunque existe, la empresa no ha ejercido el derecho sobre la patente.
Al igual que los antiguos códigos de barras usados principalmente para inventario de productos, estos códigos contienen información, pero con una capacidad mucho mayor y la posibilidad de almacenar tipos de información muy diversos.

El hecho es que si tienes un teléfono tipo Smartphone (Android, iPhone, BlackBerry) y la cámara activada puedes escanear el código y obtener de inmediato la información o incluso mandar un sms. Si además tienes conexión a internet puede llevarte en segundos a una página web, un mapa, mandar un mail, un video en youtube o la compra de entradas para un concierto. Ahi es cuando el nombre de Quick Response tiene todo el sentido. De esta forma además se accede rápidamente del mundo offline (un folleto por ejemplo) al mundo online.
Software de lectura de códigos QR hay muchos, que podréis encontrar desde vuestro propio teléfono. Yo uso QR Droid para Android accesible desde el Market.
Y si no teneis Smartphone o la imagen está en vuestro equipo o en la red, existe la posibilidad de descodificar el código online con programas como http://zxing.org/w/decode.jspx donde una vez metida la URL o subida la imagen te devuelven el contenido. En caso de que sea un enlace, existen extensiones para algunos navegadores como el QRreader para Chrome para poder leerlos.
A pesar de que los originales son cuadrados y en blanco y negro están apareciendo verdaderas obras de imaginación con textura y colores, todas legibles desde los lectores. Presentaciones infinitas y usos infinitos… hasta donde llegue la imaginación.

Ahora confesad ¿habéis llegado al final del post sin pararos a probar que se esconde en el código que os he puesto? ;)

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar