VMWare – Como licenciar Windows server en entornos virtualizados


Hola Blogueros!!Hoy nos metemos en el espinoso tema del licenciamiento. A priori un tema conocido pero que puede volverse en nuestra contra si no controlamos nuestro entorno, hasta el punto de sufrir lo que Microsoft llama el “true up” o la famosa auditoría. Como no queremos que sufráis daños, sobre todo en el bolsillo, hoy vamos a explicar en qué consiste y como tenerlo bajo control.

Un poco de historia:
En versiones anteriores de Windows 2003 solo se podía comprar la versión Datacenter para máquinas físicas. Con el paso del tiempo y la introducción de tecnologías como vMotion® Microsoft tuvo que actualizar su modelo y así, con la entrada de Windows 2008, este tipo de licenciamiento se pudo adquirir para entornos virtuales. Tecnologías como vMotion® han tenido mucho que ver en esta evolución ya que Microsoft se dio cuenta de que, por ejemplo, comprando una licencia de Windows Server 2008 Standard para un entorno virtual de digamos un cluster VMware con 8 nodos físicos, este servidor podría correr en cualquiera de los 8 servidores ESX físicos libremente :)

Vuelta al presente:
Teniendo claro este concepto y para que Microsoft no quedara “mal” con este panorama, surge el concepto de consolidación de máquinas virtuales y la famosa versión Datacenter que nos va a servir principalmente para dos cosas:

– Tener nuestro entorno legalmente licenciado en caso de tener un gran volumen de máquinas virtuales.

Ahorro de costes.

Ahora supongamos que tenemos un entorno virtual de 32 Máquinas virtuales (32 VMs) y los queremos consolidar en un solo host ESXi disponible. Cuál sería la manera más efectiva de licenciarlos?

Para llegar a la mejor opción vamos a fijarnos en los tres tipos de licencias más comunes que Windows 2008 tiene a día de hoy:


*Datacenter a partir de 2 CPUs.

Por lo tanto tenemos las siguientes combinaciones:

32VMs * 32 Windows Server 2008 Estándar (1209$) = 38.688$ por servidor físico
32VMs * 8 Windows Server 2008 Enterprise (3999$) = 31.992$ por servidor físico
32VMs * 2 Windows Server 2008 Datacenter (2999$) = 5.998$ por servidor físico

Como veis la tercera opción es la más efectiva en cuanto a costes. Además nos permitiría introducir más máquinas virtuales dentro del mismo nodo físico sin coste adicional, interesante eh?

Ahora imaginaros que nuestro entorno virtual no consta de un nodo ESX físico sino en un cluster de 6 ESXi y dos CPUs físicas cada uno.

Suponiendo el mismo número de máquinas que en el ejemplo anterior y que además esas 32 máquinas virtuales pueden correr en cualquiera de los nodos físicos del cluster a través de vMotion® observamos que los precios se disparan:

32VMs * 32 Windows Server 2008 Estándar (1209$) * 6 Host ESXi = 232.128$
32VMs * 8 Windows Server 2008 Enterprise (3999$) * 6 Host ESXi = 191.952$
32VMs * 2 Windows Server 2008 Datacenter (2999$) * 6 Host ESXi = 35.988$

Por lo tanto la conclusión es clara. Si tenemos un volumen generoso de máquinas virtuales y además tenemos un entorno de alta disponibilidad en el que se pueden mover las máquinas virtuales entre los diferentes nodos físicos disponibles libremente, es altamente recomendable comprar licencias Datacenter, primero por el precio, que es bastante más “asequible” que licenciando nuestros servidores de manera individual. Y segundo por la escalabilidad, ya que nos permite crecer sin coste adicional en licencias.

Para los más puristas comentar que, existe una regla llamada vulgarmente “la regla de los 90 días” que consiste en que, si disponemos de Volume Licensing Program, las instancias virtuales se pueden mover a otro host ESX ya sea por vMotion® o DRS dentro de esos 90 días sin necesidad de licenciar ese host ESX destino ya que lo que hacemos es reasignar la licencia del host ESX origen al destino. Pero hay que asegurarse de que esa regla no se rompa, de lo contrario tendremos un entorno “legalmente” no licenciado.

Hasta la semana que viene!

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar