Que merezca la pena…poco poquito


null
A día de hoy la TV es una basura. Yo de hecho a penas la veo. Cuando hay algo que realmente me interesa lo veo pero salvo eso, que son ocasiones contadas, poco más. Antes quizá pensaba “a ver qué hay en la TV, lo mismo echan alguna buena peli/documental etc.” pero ahora ya ni eso. Ahora me he dado a los blogs. Aunque seria más correcto ir por partes.

Si pensamos en las series, me merece la pena mencionar a “Los hombres de Paco”, de Antena 3, o “Cuéntame cómo pasó” de TVE. Muy divertida la primera en la que una serie de policías acaban resolviendo cualquier tipo de caso, siempre gracias a la suerte y de rebote, por casualidades del destino; la segunda más instructiva, idea que estuvo bastante tiempo guardada en un cajón hasta que salto a la pequeña pantalla con el consiguiente éxito. De hecho el éxito ha sido tal que están tratando de alargarla más que un chicle, hasta tal punto que los que eran niños ahora son adolescentes y hay hechos o situaciones que no cuadran muy bien. Algo parecido ha sucedido con una gran serie que emite Telecínco: “Los Serrano”. Esta serie ha perdido todo el encanto inicial por no saberse retirar a tiempo, de hecho Guille ha pasado de chico revoltoso a parecer un joven retrasado, pues hace cosas que no son normales. En la misma línea que su hermano curro, que ha dejado de ser un pequeño niño inocente para pasar a ser el bufón de la familia. Cada vez que le mandan hacer algo le falta sacar la lengua. Hubo quien me dijo: “yo lo metía en el próximo capitulo en un coche, que tuviera un accidente y que dejara la seria”. Finalmente 2 series, una que acabo bien y otra que acabó mal. La que acabo bien: “Aquí no hay quien viva”, serie entretenida, amena, agradable y con un humor fino que además supo retirarse a tiempo. La que acabó mal: “Manos a la obra”, el perfecto ejemplo de cómo destrozar una de las mejores series que se han hecho en este país a costa de meter pasteladas románticas (algo a lo que tienden todas las series con el tiempo y no sé muy bien por qué) y actores de dudosa capacidad profesional.

Los telediarios que actualmente más me gustan son los de Antena 3. Creo que en un tema tan delicado como este son los más objetivos. Quizá por que es la única media televisión que no es de Polanco o sirve a sus intereses, que para el caso es lo mismo. Pero no todo son flores. La parte de telediario que merece la pena se reduce a escasos 10 minutos, pues los otros 20 se dedican a desarrollar sucesos: un piso quemado en Cuenca, una explosión de gas en un pueblo de los pirineos o una reyerta de gitanos en un barrio de Almería… encima lo cuentan como si nos interesase. El otro “pero” que tiene estos informativos lo encuentro en la sección de deportes. ¡No se salva ni uno! El sensacionalista y totalmente subjetivo tono que le dan a esta sección Juan Antonio Luque y Manu Sánchez me saca de quicio. Además ahora se dedican a retransmitir el fútbol. Es entonces cuando yo quito el volumen a la TV y enciendo la radio. Prefiero ver el sonido y la imagen desfasados a tener que aguantar los comentarios simplones de Manu Sánchez. Mención en este ámbito merece “La Sexta”, que ha puesto a retransmitir los deportes a un payaso. ¡No lo digo con acritud! Andrés Montes es un presentador con cara de chiste, que sabe de fútbol lo que mi madre y que mientras un equipo remata 3 veces contra la portería del rival está repitiendo la misma muletilla absurda que hace 10 segundos…lo tiene todo. Es un payaso, con perdón del gremio. Volviendo a los telediarios y para acabar con ellos, decir que el resto realmente valen para poco. Telecinco parece que ha hecho un amago de objetividad al perder las elecciones el PP y no existir la necesidad de echarles tanta mierda encima. Cambiaron a Juan Pedro Valentín por Pedro Piqueras pero como la cabra tira al monte, tras discutir la objetividad de estos informativos con un amigo, me fije un poco ese día aprovechando que los ponen en horarios distintos y a Pedro se le “olvido” el pequeño detalle de que habían llegado 200 nuevos inmigrantes ilegales a Canarias. Hay que seguir trabajando Pedro. Ahora Valentín, que salió de Telecinco, en teoría por ser poco objetivo, ha recalado en Cuatro. ¡Así son esos informativos! Respecto a TVE1, creo que tiene los mejores contenidos para los telediarios, con la salvedad de que a veces también se le “olvidan” detalles. “Polanquitis” que se llama.

Los reportajes que echa TVE producen una fuerte diarrea post y pre-1936, mostrando burdas historias tan mutiladas de sinceridad como muchos de los que participaron en aquella contienda. Al menos aquí no tienen la caradura de poner, al acabar una serie, película o similar, 12 minutos de anuncios y 40 segundos de programa antes de terminar, como ocurre en Antena 3. Quizá será por que si lo hacen, según nos están contando las excelencias de Carrillo, apagamos la TV y nos vamos a dormir, pues soñar nuestra realidad de los hechos pasados y ver esos documentales viene a ser lo mismo.

Artículos relacionados

Acerca del autor

5 Comentarios

  1. Sylar
    20 mayo, 2007
  2. De Cabo
    20 mayo, 2007
  3. Enrique
    20 mayo, 2007
  4. Briefer
    21 mayo, 2007
  5. Beilla
    21 mayo, 2007

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar