¿Prefieres al Ben bueno o al Ben malo?

Tras el último capítulo de Perdidos esta es la pregunta que queda en el aire. Aunque la respuesta, en mi caso, esté bien clara.

Creo que ya lo he dicho por activa y por pasiva, los buenos malos hacen a las series mejores. Y no me que cabe duda que algunos de los mejores momentos de Lost los ha proporcionado Ben en estado puro de malignidad: manipulando, influenciando, sacando de quicio…

Ven Ben. Vete doctor Linus.

BBPBenLinus

En algún que otro artículo he bromeado sobre las remotas similitudes entre Lost y Dragon Ball, pero estoy empezando a creer de verdad que los guionistas de Perdidos están altamente influenciados por la famosa serie de dibujos animados. Personajes que nunca mueren, malos con superpoderes y , ahora, malos que una vez pasado su apogeo de malignidad se hacen buenos. Sólo falta que Jacob y Smokey sean superguerreros.

Si exceptuamos las series manga…¿Dónde se ha visto esto antes en la historia de la TV? ¿Os imagináis a Angela Channing cediendo Falcon Crest a la beneficencia? ¿Os imagináis a Diana de V haciéndose vegetariana y dejando su dieta de ratas? ¿Al coyote fundiéndose en un sincero abrazo con el correcaminos? Yo no. Los malos de televisión son malos en esencia, sudan malignidad por cada uno de sus poros. No se reciclan, ni merecen perdón.

Por el bien de Lost, espero que lo del último capítulo sea sólo un día tonto en la vida Ben. A fin de cuentas, un buen día lo tiene cualquiera.

Que vuelva por su fueros. Para que vibremos odiándole.

Sinceramente quizás este cabreo sólo sea fruto de la decepción. Quizás mis expectativas fueron muy altas. Cuando supe que Ben Linus iba a ser el protagonista de este capítulo, me hice ilusiones, pensé que la última temporada saldría por fin de la mediocridad a la par que Ben abandonaría el patetismo en el que se hallaba sumido desde que acabó la quinta. No pudo ser. Y cada vez parece más claro que se están guardando toda la munición para la traca final.

En fin, desde mi humilde posición de bloguero pido ya la vuelta de Ben al lado oscuro. Si tengo que elegir entre que el cargo oficial del malo de la serie lo ostente un efectista y todo poderoso Smokie en forma de Locke o un inteligente, retorcido y taimado Ben Linus. Me quedo con el malo inteligente.

Por supuesto por Widmore no doy dos duros… pero no me importaría equivocarme. A finales de la cuarta parecía que el duelo Widmore vs Linus sería el plato fuerte de la última temporada. A día de hoy parecen sólo peones en el tablero de Jacob y Smokey.

Tags: ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

8 Comentarios

  1. jose87
    13 Marzo, 2010
  2. Beatriz M.A
    13 Marzo, 2010
  3. Calick
    13 Marzo, 2010
  4. De Cabo
    13 Marzo, 2010
  5. Cristian
    13 Marzo, 2010
  6. allo
    13 Marzo, 2010
  7. Salvador
    14 Marzo, 2010
  8. Ikeisenhower
    14 Marzo, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar