Se acabó Lost que se daba. El final de Perdidos a debate.


La ley de la inmediatez en internet reclamaba un artículo rápido. Pero mi cuerpo me pedía reposarlo.

Justo después del final de Lost pasé por momentos de desconcierto, más tarde con la comprensión vino el conformismo. Qué curioso, un poco de luz al final del tunel. Después llegó el debate interno.

Decidí hacer dos equipos en mi cabeza. Los unos me mostrarían lo bueno. “Los otros” lo malo. ¿El veredicto final? …. El tuyo.

Walt

Valoraciones positivas del equipo A o equipo Jacob, equipo del corazón dirigido por el cerebro límbico (o emocional). Lo que nos gustó del Finale.

– Lost se acabó. Sin duda alguna lo peor que podría haber pasado era un final abierto. Los creadores de Lost nos prometieron un final y lo tuvimos. No cabe duda.

– Las historias vitales de los personajes se cerraron. Los enigmas sobre ellos sí quedaron resueltos.

– La emoción. Pocas veces hora y media de televisión me puso la piel de pollo tantas veces.
La música de Michael Giacchino ayuda, pero las experiencias que hemos vivido junto con los personajes, ayudan más.

– El giro sorpresa. La línea temporal alternativa nos deparó un giro sorpresa impactante. Aunque después de Los Otros o El Sexto Sentido es cierto que habría que achacarle falta de originalidad.

– La calidad de la realización, la emoción, la pasión. Sirva un simple ejemplo: toda la escena que trascurre en el acantilado.

Valoraciones negativas del equipo B o equipo Flocke, equipo de la razón dirigido por el cerebro cortex. Lo que no nos gustó del Finale.

– La isla como Mcguffin. Al final la isla y todo lo que ocurre en ella ha sido en el mejor de los casos un mero instrumento para desarrollar las experiencias vitales de los personajes. En el peor de los casos, un simple engañabobos. Un todo vale que no ha valido para nada.

– La religiosidad del final. El recurso fácil de juntar a todos de la mano y mandarlos a cascarla en feliz armonía. Soluciones celestiales para problemas terrenales… con dos cojones. Si tiene que haber un purgatoria que no sea en una iglesia, que sea en la cola del paro.

– Entrevista de trabajo. Se presentan dos candidatos, uno con experiencia, muy motivado e inteligente. El otro inexperto, pasmao y más bien bobo. ¿A quién le dan el puesto? Pues en Lost se lo dan al segundo… por simpaticón. Olé por Hugo como guardián de la isla.

– Sayid, ¿sin tetas no hay paraíso? Súper enamorado de Nadia toda su vida, pero para morirse se lleva a la rubia que se zumbó un día en una isla desierta.

– Ahora que sabemos donde está Wally… ¿Dónde coño está Walt? Desde que se fue a la NBA, se olvidó de sus amigos de la isla. Iba para personajes clave y hasta el perro le ha quitado protagonismo. Una cagada en toda la regla…

¿ Mi veredicto? Hace un poco oí de un tipo bastante cultivado que cuando la razón te diga algo distinto del corazón…. no hagas caso. Pues eso. Viva Lost manque nos pierda.

Artículos relacionados

Acerca del autor

16 Comentarios

  1. Carlos Rodríguez
    27 mayo, 2010
  2. Carlos Rodríguez
    27 mayo, 2010
  3. josemichael
    27 mayo, 2010
  4. Danilo
    27 mayo, 2010
  5. Alvar Hanso
    27 mayo, 2010
  6. beita
    27 mayo, 2010
  7. Alvar Hanso
    28 mayo, 2010
  8. Kyrandia
    28 mayo, 2010
  9. Alvar Hanso
    28 mayo, 2010
  10. beita
    28 mayo, 2010
  11. charly
    28 mayo, 2010
  12. Escéptico
    29 mayo, 2010
  13. Gabriel
    30 mayo, 2010
  14. nicolas
    3 junio, 2010
  15. beita
    3 junio, 2010
  16. nicolas
    3 junio, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar