Personajes en Serie (I): Dexter Morgan


Muy buenas noches bloguer@s,

Michael C. Hall es el cuarentón interesante que da vida al polémico personaje de Dexter Morgan. Y desde luego este actor siempre ha estado muy ligado a la muerte, así fue como yo lo conocí en la gran serie “Six Feet Under” (“A dos metros bajo tierra”), en la que encarnaba a un meticuloso enterrador gay. Pero ese es otro personaje que tal vez otro día abordemos. Hoy hemos venido a hablar de su alter ego sanguinario.

Dexter tiene un particular sentido moral y de la justicia. Con una infancia en la que su padre adoptivo, policía en la brigada de homicidios, le adoctrinó con ciertas prácticas que coloquialmente podríamos denominar como atípicas, el niño ya apuntaba maneras para convertirse en prometedor pyscho-killer en sus años mozos.

El espectador suele estar continuamente dividido, entre el amor y el odio hacia el personaje. Los guionistas, no obstante, se encargan de dotarle de cierta humanidad y, al final, suele acabar ganándose nuestra simpatía. Dexter es el asesino de los asesinos en serie, sus víctimas son seres que acumulan varias muertes truculentas a sus espaldas. Él, un experto forense en el departamento de homicidios de Miami, se dedica a seguir estrechamente a sus víctimas, observa sus evoluciones, revisa sus historiales y prepara el momento perfecto para avalanzarse sobre ellos.

Una vez apresada su víctima, se recrea en la puesta en escena y en su ejecución, desplegando una suerte de enjambre de plástico que dota de cierta asepsia a los despiadados asesinatos que comete. Y es justo en ese instante cuando Dexter experimenta su clímax, una sensación mucho más placentera que lo que interioriza en sus primeras experiencias con el sexo opuesto, que consitutuyen para él algo desagradable y totalmente falto de interés.

Ha aprendido a sobrellevar las relaciones sociales, pero no suele disfrutar de la compañía de los demás. Mantiene una distante relación con su hermana Debra (Jennifer Carpenter), tiene una absoluta incapacidad para manejar sus emociones, en definitiva, es una persona que no disfruta en sociedad.

No obstante, a medida avanzan las temporadas Dexter va descubriendo cosas de sí mismo, que hasta entonces ignoraba, que le ayudan a desprenderse de ciertos traumas y, de esa forma, comienza a dar pasos para convertirse en una persona más sociable.

Pese a su poder letal, es totalmente inofensivo para aquellos de su círculo que él estima a su manera. Es más, hará lo que sea por protegerlos y se mostrará implacable si alguien causa daños a alguno de ellos. Su carácter sumamente perfeccionista y meticuloso no impedirá que, en contadas ocasiones, tenga leves despistes en sus rituales sanginarios que le causen complicaciones en su doble vida.

En definitiva, Dexter no os dejará indiferentes y estoy convencido de que, capítulo a capítulo, conseguirá hacerse un hueco en vuestro corazón. Espero desde luego, que no sea a fuerza de bisturí por vuestro propio bien.

Nos vemos la próxima semana con algo mucho menos serio, hablaremos de una de las mejores series de comedia de los últimos años: “Modern Family”. Hasta entonces, seguid atentos a este, vuestro blog ;-)

Tags: ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

One Response

  1. De Cabo
    20 julio, 2011

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar