Las series de televisión, el refugio de las buenas historias


  • Artículo de: Atapuerca
  • De un tiempo a esta parte, parece que la mayoría de los guionistas de calidad están en la televisión.

    Sólo hay que echarle un vistazo a la cartelera para advertir la falta de creatividad y originalidad en los guiones que inunda el Hollywood de nuestros días. Sí, por supuesto, sigue habiendo buenas películas, que estremecen, emocionan, y divierten… Pero no es lo normal. No estoy diciendo, por otro lado, que todas las series que hay ahora mismo sean el Santo Grial en cuanto a guiones e historias, pero hay grandes series para satisfacer al más pintado. Desde hace unos años, en parte encabezadas por la HBO, las cadenas de televisión se han volcado en ofrecer series de calidad, con historias que enganchan a los televidentes, en las más distintas temáticas. Desde las historias mafiosas de Los Soprano, hasta series históricas como Roma, pasando por seriales de misterio como Perdidos, políticas como El Ala Oeste de la Casa Blanca o intrigas como 24, se puede decir que hay series, y de calidad, para todos los gustos y colores.

    Series como Expediente-X, Twin Peaks, o algunas otras como Yo, Claudio (no os engañéis por sus decorados de cartón piedra, es una magnífica serie) se pueden considerar antecesoras de la situación actual. Fuertemente serializadas y, en su mayoría, con un cuidado uso del cliffhanger (esa escena que te deja con el alma en vilo hasta el siguiente capítulo), así como el desarrollo de historias de fondo que permiten conocer y empatizar con sus personajes.

    Lo malo, porque todo tiene un lado menos positivo, es cuando eres seguidor de una serie que tiene poca audiencia. Uno sigue preocupado las andanzas de esos personajes que van pasándolas canutas por la vida, cuando de repente te quedas con la historia a medias. La serie es cancelada por baja audiencia, y o bien se ha avisado con tiempo prudencial y se han podido cerrar las tramas, o el espectador fiel (y escaso) se queda con un palmo de narices (sí, a vosotros os miro, productores de Flash Forward y Jericó).

    Actualmente, hay también un buen puñado de series para todos los gustos. Desde las historias de espías, traiciones y engaños de Homeland, hasta las comedias al uso de Cómo Conocí A Vuestra Madre, pasando por la fantasía épica de Juego de Tronos, o las de superhéroes tipo Arrow, las de instituto (de aquella manera) como Glee, o de venganza de los pobres niños ricos como Revenge, hay series para todos los gustos. ¿Cuáles son vuestras series favoritas?

    Tags:

    Artículos relacionados

    Acerca del autor

    4 Comentarios

    1. De Cabo
      30 noviembre, 2012
      • Atapuerca
        2 diciembre, 2012
    2. Antonio
      26 diciembre, 2012
      • Atapuerca
        30 diciembre, 2012

    Deja tu comentario

    Mostrar
    Ocultar