Plaza Mayor de Salamanca

En el solar antiguamente conocido como “la mayor plaza de la cristiandad” y que abarcaba el espacio que hoy ocupan mercado central y plaza mayor, se comenzó a construir en 1729 lo que hoy es una de las señas de identidad de la ciudad de Salamanca. Su plaza mayor. Muchos creen que fue un favor de Felipe V como apoyo de la ciudad a su causa en la guerra de Sucesión, pero realmente no fue así, sino que la mayor parte del dinero para tamaña obra salio de bolsillos charros y su gran impulsor y a quien hoy se la debemos en gran medida fue el regidor de la época, Don Rodrigo Caballero y Llanes.

Plaza mayor de nocheDurante su edificación, tuvo lugar un parón entre los años 1735 y 1750 debido a falta de dinero y a litigios con alguno de los propietarios de las viviendas en cuya fachada iba a construirse la obra. Tras cada balcón se esconden viviendas particulares, las cuales inicialmente supusieron la vivienda de los comerciantes que montaban el mercado en el centro de la actual plaza, y cuyo dinero servía para ir sufragando los gastos de la obra. Obra llevada a cabo con granito y piedra de Villamayor, la cual le confiere ese color dorado.

De forma cuadrada no perfecta, consta de 4 lados, donde uno de ellos alberga la casa consistorial, uno de los motivos por los cuales se construyó la plaza. Todas las columnas aparecen coronadas con los famosos medallones, figurando en el pabellón real los de los reyes de Castilla, en el pabellón de San Martín los de importantes descubridores y conquistadores, en el del ayuntamiento personajes y reyes relativamente recientes y en el ultimo pabellón, el de Petrineros, personajes de la cultura y héroes locales, entre los que cabe destacar a Julián Sánchez “El charro” y al General Lord Wellington, único extranjero con medallón. Este edificio barroco está rematado en su parte alta con pináculos sin significado para los ojos noveles, pero donde en su cúspide aparece la flor de Lis, símbolo borbónico, dinastía de Felipe V. Rey por cierto que aparece en 3 medallones, en 2 de ellos por ser rey y en un tercero por ser quien ordenó la construcción de la plaza mayor.

Plaza Mayor ajardinadaCon el devenir de los siglos, la plaza paso de albergar el mercado, a albergar desde corridas de toros hasta un gran jardín con trafico rodado alrededor para finalmente quedar como hoy la conocemos, con un austero suelo de granito como el de muchas plazas castellanas. Esto hace que suponga un lugar privilegiado para pasar la tarde jugando a las cartas, fumando un cigarrillo sentado contra una farola, charlar en corrillos o hacer malabares. O al menos eso suelen pensar muchos, especialmente extranjeros o “guiris”, como son más conocidos. La plaza mayor supone hoy el salón de la ciudad donde en fiestas se realizan conciertos y actuaciones, tanto de día como de noche. Es precisamente por la noche cuando uno puede admirar la belleza que brinda el monumento desde otra perspectiva a la diurna, pues no se aprecian los detalles, pero la apropiada iluminación confiere a la piedra un bonito color dorado. En definitiva, un lugar lleno de vida y actividad en el que, como diría el licenciado Vidriera, autóctonos y venidos de fuera pueden “gustar de la apacibilidad de su vivienda”.

Como dicen que una imagen vale más que 1000 palabras, El blog de De Cabo te regala este fondo de pantalla de la Plaza Mayor de Salamanca en verano.

Plaza mayor de noche

Únete a la conversación

16 comentarios

  1. No es porque sea Salmantino, pero la belleza de Salamanca es admirable. La Plaza Mayor iluminada de noche, es junto con muchos otros monumentos de la ciudad, una obra de arte digna de disfrutar y compartir. Una vez más, orgullo salmantino.

    Enhorabuena Stackhouse por el artículo!

  2. Esta plaza tiene algunas «pequeñas pegas». Esteticamente bellísima y magestuosa en sus proporciones no está tan bien cuidada como debería. De hecho la UNESCO ha amenazado con quitar a Salamanca el Título de Patrimonio de la Humanidad entre otras cosas por el descuidado aspecto que presentan las cubiertas de la Plaza. Y la otra pega… en el Pabellón Real hay un intruso…

  3. Antes, sobre el arco de dentrada a la plaza por la calle Toro habia un chamizo con un toldo y demas tenderetes que desmerecian del todo la estetica de la plaza en su llegada. La verdad que si no te lo dicen a lo mejor no te fijas, pero lo vi en la «foto denuncia» que ponen en El Tribuna y sí era necesario un arreglo en profundidad. Creo que ya esta arreglado o estan en ello.

    A parte de esto, hay algo con lo que no estoy en absoluto de acuerdo. Eso que llaman «la nochevieja salmantina» o algo asi. No es lógico que el ayuntamiento permita hacer un macrobotellon en un lugar como la plaza mayor, y menos en esta. ¿que pasa si un dia se le ocurre a alguien de los que esta alli bebiendo tirar una botella contra un medallon y lo rompe?

    Tienes razón Paloma, el medallon de Franco está desubicado ademas de estar hecho de algo parecido a barro y no de piedra de Villamayor.

  4. Muchas gracias por la info amiguitos…
    seguramente en un par de semanas la visitemos mi mujer y yo.
    De Cabo ya me diras que se tiene que ver.

    Saudetes
    Abogado

  5. En el extremo de uno de los lados, junto a Cervantes, hay un medallón que ha sido picado.¿alguien sabe a quién representaba?
    Saludos
    Román

  6. En el medallón picado figuraba el busto de Godoy. Creo que lo que ocurrió fue más o menos esto. El motivo y fecha de su destrucción hay que buscarlos en 1808, cuando las tropas francesas iban ocupando gradualmente España con la excusa de invadir Portugal, corrió el rumor de que los reyes habían dejado Madrid para abandonar la península. Entonces, del mismo modo que en Aranjuez la multitud se agolpó frente al Palacio Real y asaltó el palacio de Godoy, en otras muchas ciudades ocurrió algo similar. En Salamanca no fue menos, de modo que sus vecinos, llevados por la ira, salieron a la calle y picaron el medallón de Godoy.

    Creo que hace un tiempo, y esto ya lo tengo mas nublado, desde el ayuntamiento propusieron restaurarlo. Yo personalmente no estoy de acuerdo, pues creo que el hecho de que el medallón este así forma parte de la historia de la plaza mayor.

  7. Muchas gracias por la información. Creo como tu que no debería ser restaurado, aunque igual sí se debiera reponer el nombre, como indicativo del personaje «censurado» por el pueblo.

  8. De nada y bienvenido!

    Pues tienes razon, es verdad que seria bueno que al menos pusieran el nombre para que la gente supiera quien estaba ahi. No eres al primero al que le llama atencion. Alguna vez que he ido con alguien de visita siempre se preguntan «¿y ese de ahi por que lo han borrado?».

  9. Pingback: salamanca
  10. No niego que la de Salamanca sea muy bonita pero yo personalmente prefiero la de Madrid.
    En sus comienzos, la plaza no fue sólo un gran mercado sino también fue escenario de actos públicos como corridas de toros, bodas reales, autos de fe o ejecuciones públicas. Por ejemplo, en esta plaza se celebró la beatificación de San Isidro, patrón de la ciudad. Es desde luego uno de los mejores lugares que ver en Madrid.

    1. En serio, me estás comparando la plaza mayor de Salamanca con la de Madrid?
      Eso es como si la comparas con la plaza Real de Barcelona. ni punto de comparación!!!!

  11. La Plaza de Madrid es grande,pero parece un patio del Escorial.La de Salamanca es más íntima y familiar;es lugar de encuentro,con mucha historia en sus pabellones y piedras;no se ve ningún ladrillo y te sientes sientes felíz en su interior.Allí,tarde o temprano,encontramos al familiar o al amigo.Se circula sin prisa y se olvida el estrés y algun problema particular leve.Si te dan a elegir.Visítala antes que otras plazas extranjeras,que las hay, y,muy bonitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.