Pavía, una típica ciudad Italiana

Pavía no es la ciudad más bonita de Italia, es una ciudad típica y tipologicamente italiana. Se sitúa a unos 40 kilómetros hacía el sur de Milán y es fácilmente accesible en tren o autobús desde allí. Los alrededores de Milán, como incluso la propia ciudad tienen un aspecto bastante gris e incluso si te fijas en las carreteras están bastante descuidadas, con basura acumulada en los arcenes y prostitución en las vía secundarias. Más allá de esta primera, y no gratificante impresión, os hablaré un poco de la ciudad a la que la vida, el trabajo o el destino me ha llevado. En estos meses haré alguna reseña de otras ciudades mucho más conocidas y bellas del país trasalpino.

phot0003.jpg

        Comenzaba diciendo que Pavía no es preciosa y es que las comparaciones son odiosas y yo la comparo paso a paso con Verona ciudad que conozco bien. También decía que es una ciudad típica italiana con su río, el Ticino y sus puentes, el más famoso el “Ponte Coperto”, este puente de reminiscencias medievales fue destruido y reconstruido y ahora ensuciado por los coches que pasan por debajo, osea por encima del puente por debajo de la cubierta.
La catedral es digna de ver, no por su hermosura sino por que es un mastodonte que está en proceso se reconstrucción debido a sus problemas para mantenerse en pie. Es una gran mole, bastante fe, de ladrillo visto que debido a la reconstrucción tiene parcheados de cemento, algo que resulta chocante en Italia y mas para un historiador, este tipo de restauración debería estar prohibida!! El interior está cerrado, sólo se puede acceder a una pequeña parte, muy pequeña, que se corresponde con una mínima parte si la miras desde el exterior, no hay nada, creo que es una catedral en la línea de la ciudad, no demasiado bella. Al lado de la catedral se encontraba la Torre Cívica, de la cual se tiene mención desde 1330, posteriormente levantada en 1583 por Pellegrino Tibaldi se derrumbó el 17 de marzo de 1989, tras su caída – llevándose por delante a varios ciudadanos – se comenzó a tener en cuenta el valor de ciertas torres y la problemática de sus derrumbes, como consecuencia de este hecho se comenzaron a reunir fondos para evitar la caída de la famosa torre inclinada de Pisa.

Piazza della Vittoria con el Duomo al fondo

        Como toda buena ciudad italiana hay un castillo perteneciente a la época Viscontea (entre los siglos XIV y XV), parecido si hay algún parecido posible al castillo Sforza de Milán, aunque de tamaño más reducido. Arquitectónicamente es bellos, con un patio abierto por uno de los lados, que se cerraba con la muralla y por supuesto con un foso para evitar la entrada de “visitantes no deseados”. Dentro del Castillo se ubica el museo de la ciudad, o Museo Cívico, que tiene varias salas, entre ellas algunas de arte románico y renacentista, que por desgracia no he podido ver todavía.

Exterior del Castillo Visconteo

        De Pavía me seducen sus callecitas y sus torres medievales, las calles por las que no pasea la gente, las calles en las que te encuentras muros medievales y casas antiguas, las calles a las que la gente no le da importancia y que normalmente son solitarias. Y las “trattorias” como el restaurante “Il Cuppolone” donde puedes probar la típica Zuppa Pavese, una sopa con reminiscencias renacentistas, la leyenda cuenta que el Rey Francisco I de Francia la exportó a su país, eso sí, tras pasar un tiempo cautivo en Madrid después de su derrota ante los ejércitos españoles de Carlos V en la famosa Batalla de Pavía (1525).

Patio Interior del Castillo Visconteo de Pavía

En los próximos capítulos otras ciudades italianas, que ver, donde y que comer, como llegar, etc;…

Artículos relacionados

Acerca del autor

4 Comentarios

  1. De Cabo
    7 marzo, 2008
  2. Call me Ishmael
    14 marzo, 2008
  3. Alberto
    17 mayo, 2008
  4. jOSÉ lUIS cABRAL gUERRA
    29 agosto, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar