Genova, la ciudad de los navegantes

Otro episodio más de Decabo en Italia, si me permite el jefe claro. Esta vez el recorrido ha sido de lado a lado del inicio de la bota, de Génova a Venecia, empezaré por Génova y dejo Venecia (y las fotos más bonitas) para la próxima semana.

100_3916.jpg

Génova es una ciudad costera que tiene unos 600.000 habitantes y que está situada en la región de Liguria. No había estado nunca en Génova y me pareció una ciudad interesante, bastante recomendable pero con algunas zonas a evitar.

100_3857.jpg

Llegué a Génova en tren a la estación del Príncipe, desde allí se pueden hacer dos caminos, uno directo al centro histórico y más recomendable, y otro hacia el puerto por la Calle del Prete, un pelín menos recomendable, ya que parece el Bronx. Bromas a parte no es la calle más segura de Génova, pero conduce directamente al Puerto Viejo. El puerto de Génova es el más importante de Italia y uno de los más antiguos y de mayor importancia en el Mediterráneo europeo. En el puerto se ubica el Acuario, un lugar que uno no se puede perder en esta visita pero que no es barato. En el Puerto puedes tomar un barquito y realizar una travesía por la Bahía de Génova y ver la ciudad desde el mar, seguro que también merece la pena pero el tiempo apremiaba en esta visita y lo tuve que dejar para otra vez.

100_3861.jpg

Desde el Puerto es fácil llegar al centro de la ciudad, callejeando por Génova te das cuenta de lo rica que debió ser la ciudad ya que la mayoría de sus edificios cuentan con pinturas murales en el exterior que dibujan arquitecturas fingidas, cornisas, paramentos, vanos, columnas… todo fingido pero con un gran realismo, lo que llamamos el “trampantojo” o engaño al ojo (trompe oil).

100_3865.jpg

La Catedral es lugar de parada obligatoria, aunque sólo pudiéramos verla por fuera, ya que estaba cerrada. Está dedicada a San Lorenzo, que como todos sabéis (o no) murió achicharrado en una parrilla, por eso la planta del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial tiene forma de parrilla. Pues al pobre santo lo achicharraron y da buena cuenta de ello el relieve del tímpano de la entrada en la portada principal de la Catedral. Os pondré una foto de ejemplo.

100_3867_2.jpg

Me impresionó muchísimo la Strada Nuova, una calle plenamente renacentista, con una gran cantidad de edificios, todos, a un lado y otro de la calle realizados a lo largo de la segunda mitad del siglo XVI (espero no meter la pata en esto). Son impresionantes, es una calle espectacular, en ella se encuentran el Palacio Municipal, el Palacio Blanco y el Palacio Rojo, varios de estos edificios acogen pinacotecas muy interesantes para los amantes del arte.

100_3912.jpg

Por falta de tiempo no puede visitar otros edificios significativos como el Palacio Ducal o el Palacio del Príncipe construido por Andrea Doria y buen exponente del renacimiento genovés. También me faltó la Casa del genovés más ilustre, la documentación parece corroborar que ciertamente si era genovés, Cristóbal Colón.

100_3875.jpg

Por último, como dato curioso y negativo… en Génova es complicado encontrar helados, no es una ciudad llena de heladerías.

100_3908.jpg

100_3852.jpg

100_3899.jpg

100_3938.jpg

Tags:

Artículos relacionados

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. De Cabo
    29 marzo, 2008
  2. mariela
    5 mayo, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar