Un día en la Eurocopa (actualizado con fotos)


Que trabajar es una mierda es algo que todos sabemos… si no fuera así no nos pagarían por ello, pero a veces el trabajo te da oportunidades que hay que disfrutar.
Cuando nuestro avión llegó con retraso a Basilea el pasado lunes nos encontramos a las once y media el mismo panorama que te encontrarías a las 7 y media de la mañana en cualquier lugar de España en fin de semana: Calles desiertas cuya paz sólo es alterada por algún que otro borracho trasnochado…. Es decir, parecía que la Eurocopa no había cambiado nada esta ciudad.

Sí cambió el jueves, se disputaba allí el Portugal-Alemania, pasar y os cuento como fue:

07:00 Hay que levantarse para ir a currar. Sin embargo, bajo a desayunar con buena predisposición, y no por saber lo que nos depara el buffet libre como habitualmente, sino porque la noche anterior descubrimos que la selección de Portugal se alojaba en nuestro mismo hotel. Tuvimos la ocasión de fotografiarnos con la estrella del momento, Cristiano Ronaldo, y ahora estoy expectante para ver a quién me encuentro en el desayuno. Me he puesto la camiseta del blog.

07:30 No me encuentro a nadie. Sólo hay un tipo con acreditación y debe ser periodista. ¿Cómo se me ha ocurrido pensar que los ricos también madrugan?

08:30 Llegada a la oficina. Los pop-up del messenger aparecen más a menudo que de costumbre. No tardo en descubrir la causa, la foto con Ronaldo ya está circulando por el correo. Si lo llego a saber me peino un poco mejor.

12:00 El día (por fin) está soleado y los compañeros suizos nos sacan a los españoles a comer fuera. Sí, son las doce ¿qué pasa? esta es la hora de la siesta para algunos suizos. En la comida, en un pueblo de la Selva Negra, sale a colación el fútbol. Se habla de Alemania, pero sobre todo se habla del roto que nos van a hacer los italianos.

17:50 Fin de la jornada laboral (por fin).

18:30 El hotel frente al nuestro está lleno de cámaras, se alojan allí los alemanes. Nuestro hotel está lleno de fans que se agolpan en la puerta. Sacamos la tarjeta del hotel y nos colamos entre la multitud que nos miran, con una mecla de admiración y envidia. Así se debe sentir una tía cuando lleva escote, pienso yo.



18:35 Figo está en la recepción. El cuerpo me pide decirle algo de la cabeza de cochinillo, pero le pedimos un autografo para los hijos de un compañero suizo. No parece ilusionado con este lado oscuro de la fama, pero me atrevo a decir que tiene la deferencia con nosotros porque somos españoles. Su presencia ha disparado las alarmas en nuestras cabezas. !Claro¡, si está en nuestro hotel Figo…. ¡quizás también esté su mujer!



18:45 Tras dejar rapidamente las cosas en la habitación, y sin ducharnos, bajamos a recepción para ver si podemos captar fotos a la salida de los futbolistas hacia el estadio. Llevo todo el día con la camiseta del blog de De Cabo puesta. Apesta, no sé si conseguiré una foto o un desmayo.

19:00 La multitud se agolpa cada vez más en la puerta con las caras contra el cristal intentando vislumbrar lo que hay dentro. Ahora me siento como un animal en el zoo… sí, el olor, ayuda.
¡Empiezan a aparecer los futbolistas por la primera planta! Nos vamos hacia el ascensor para despedirlos…. pero nos hacen las tres catorce y salen por un tunel que hay desde la primera planta hasta el edificio de enfrente donde está el autobús. Nuestro gozo en un pozo.

19:30
Una rápida ducha, un Omeoprazol (la velada se prevee dura para mi débil estomago) y para la calle. Abarrotada. Basilea está como nunca la había visto. Las hordas alemanas son mayoría pero hay gente de todos los países. Un compañero de curro compra una bandera de España… que se note de donde somos. Nos dirigimos a las fan zones, sitidos ubicados por la ciudad con pantallas gigantes y gradas. El resto de días estaban semi vacias. Hoy están petadas una hora antes del partido. Ir a un restaurante a cenar no es una alternativa con el ambiente que hay en la calle… nos pillamos un perrito (estilo aleman) y unas cervezas.



20:45 Ante la imposibilidad de entrar en una de las fan zone. Nos vamos a Marktplaz, el centro de la ciudad, allí hay una pantalla, es más pequeña, pero eso no impide que una multitud se congrege alrededor.



21:15 Para integrarnos mejor con la mayoría y por ser resultadistas decidimos apoyar a Alemania. Mi compañero con la bandera de España a modo de capa celebra los dos primeros goles como si hubiera nacido en Munich… Varios reporteros gráficos captan el momento. Le imaginamos al día siguiente en la portada del 20 minuten.

21:30 Aprovechamos el descanso para volver a las Fan zone. Efectivamente, siguen petadas, pero ahora se puede entrar sin agobios.



21:45 Empieza a llover. Con el día soleado que hacía… Los suizos, por la costumbre, parecen tener la piel impermiable. Nosotros no. Abandonamos la fan zone. Nos vamos a un chiringuito con toldo que han montado en Claraplatz, como los de las ferias españolas, pero aquí cada mesa tiene una tele… en fin. Dato curioso, viendo el partido hay un tipo con la camiseta de la selección de Euskadi… ¿a quién animará a Alemania por similitud entre sus idiomas o a Portugal porque consiguió la indepencia de España hace varios siglos?. Decido no preguntarselo. Tengamos la fiesta en paz.

22:45 Final del partido. Comienzo del cachondeo. Tras un pequeño debate dirigimos los pasos a Mr. Pickwick un irlandés con claro sabor futbolístico. Buena elección. Hay muy buen rollo en la calle. Las aficiones de Alemania y Portugal se saludan, y nuestra bandera de España despierta siempre caras de simpatia… Parece ser que Italia cae mal a todos dentro del mundo del fútbol, excepto quizás a los italianos.



00:30 La cerveza comienza a hacer efectos. Alemanes y portugueses se abrazan… algún alemán intenta joder a Portugal, pero ahora en un sentido más literal. Las aficiones se mezclan, comentan el partido, hay buen rollo, se comenta la Eurocopa y se hacen fotos…. Nosotros también. Suena Football is coming home …. una canción con recuerdos de otras estancias en Basilea y que ahora viene al pelo. La canta todo el bar… Si no fuera porque es un poco tarde hubiera llamado aquellos con los que he compartido otras noches de Mr. Pickwick.

01:00 Nos arrepentimos de haber animado a Alemania. Los portugueses/esas están con nosotros. Nos abrazan y nos llaman hermanos ibéricos… Hay holandeses que han comenzado a llegar para el partido del sábado. Se preveen 120.000 holandeses en la ciudad.El sábado va a ser la hostia… pero ya no estaremos. Entre tanto comprobamos que las holandesas están como un queso.. holandes, por supuesto.

02:00 Nos vamos hacia otro irlandés y el aire de la calle, ayuda a que el riego llegue mejor al cerebro…. al día siguiente hay que currar. Y siento que ya he disfrutado bastante de la Eurocopa… Bueno si España gana a Italia…. lo de hoy se tiene que quedar pequeño.

02:45 Tras apurar la última cerveza en la terraza del nuevo irlandés y mientras mis compañeros debaten si ir a un garito en las cercanias del estadio a gastar su último tranvía, veo que en el marcador de la parada que en un minuto llega, literalmente, el último tranvia al hotel. Por mi salud no lo dejo escapar.

07:00 Suena el despertador. Tengo que madrugar… pero por hoy y sin que sirva de precedente, sé que mis vecinos de la selección de Portugal habrán dormido menos que yo, y sobre todo, aunque con voz menos ronca, se sentirán mucho peor que yo.

P.S. : Publico el post sin fotos, porque no sé si conseguiré las fotos antes que acabe la Eurocopa. En cuanto las tenga… actualizo.

Artículos relacionados

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. De Cabo
    21 junio, 2008
  2. Bird
    22 junio, 2008
  3. Chuscurro
    2 julio, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar