Viviendo Atenas, cuna de la Democracia


Este es el principio de mi viaje, de tu viaje, de nuestro viaje a partir de ahora, por Grecia, uno de los países más fascinantes de Europa. El primer paso será visitar su capital, Atenas. Con más de 3000 años de historia es una de las ciudades más antiguas del mundo y aquí, puedes conocerla.

Partenón

Atenas es una ciudad a la que te tienes que acostumbrar. Una vez que te acostumbras y especialmente si te gusta la Mitología y la Historia, estás listo para disfrutar de todo lo que te puedes ir encontrando, que no es poco.

Qué ver

Verás que en Grecia hay muchos rincones y lugares que merece la pena ver, aunque tiempo al tiempo. En Atenas por su parte los principales lugares a visitar abarcan desde templos y museos hasta zonas de tiendas y lugares desde los que disfrutar de increíbles vistas.

AteneaPanepistimio
Por Panepistimio (que significa literalmente “universidad”) se conoce a 3 edificios del siglo XIX situados en la avenida de Elefterios Venizelos. Son la Academia, la Biblioteca y la Universidad. Además en esa misma calle hay dos librerías magnificas, en las que puedes encontrar de casi todo, eso sí, mucho de ello en Griego.

Cambio de guardia en la plaza de Syntagma
La plaza de Syntagma es la plaza principal de Atenas. En uno de sus lados está el parlamento, frente al cual hay un monumento al soldado desconocido junto al que se produce el cambio de guardia. Los soldados, vestidos de una manera… un tanto particular por decirlo de algún modo, realizan su coreografía cada hora en punto. De la plaza de Syntagma sale la calle Ermou, la calle de las tiendas por excelencia. No las de souvenirs, sino las de ropa, zapatos etc.

Plaka
Céntrico, el barrio de Plaka es el barrio antiguo de la ciudad y es conocido por la enorme cantidad de tiendas de souvenirs que hay. Desde kombolois a ropa, pasando por vasijas de barro, colgantes de todo tipo, joyas, monedas antiguas, figuras de escayola de todos los tamaños y un largo etc.

Museo Arqueológico Nacional y el Museo Benaki
En Atenas hay muchos museos, pero los 2 que realmente merecen la pena son el Museo Arqueológico Nacional y el Museo Benaki. En el primero hay de todo tipo de vestigios, mientras que en el segundo, aun habiendo más de lo mismo, se pueden ver además pinturas, trajes típicos y recreaciones de casas de diferentes lugares de Grecia de distintas épocas.

Acrópolis
La acrópolis, a pesar de lo que muchos piensan, no es solo el Partenón, sino que incluye todo lo que rodea la colina coronada por el templo y que abarca hasta 18 monumentos diferentes. La entrada para los estudiantes es gratis, ya sean griegos o extranjeros.

Teatro Odeón de Herodes

Cariátides

Acropolis

Arco de Adriano y templo de Zeus
El arco de Adriano fue en algún tiempo la entrada a la ciudad, y es que esta ciudad alberga restos griegos, romanos y bizantinos. Junto a él están los restos del templo de Zeus. Comenzado en el siglo VI a.C, del que fue el templo más grande de Grecia, hoy solo quedan una serie de imponentes columnas.

Templo de Zeus

Colina de Licavitus
Es el punto más alto de Atenas y desde él las vistas son sencillamente admirables. La blanca ciudad de Atenas no es muy alta, pero si muy extensa. Desde lo alto de la colina a la que se puede llegar andando o en teleférico se ver prácticamente toda Atenas, delimitada al fondo por el puerto del Pireo y el mar poniendo límite a su expansión. Los fines de semana es un sitio preferente por los atenienses para ir a volar las cometas, en muchos casos caseras y que te encuentras entre los árboles en la subida.

Templo de Zeus desde Licavitus

Partenón desde Licavitus

Atenas desde la Acropolis

Filopapos
Es una colina situada enfrente de la Acrópolis dejando el barrio de Plaka entre ambos. Apenas cuesta alcanzar la cima, a la que se llega a través de un parque arbolado y en la que se encuentra un monumento funerario de mármol en honor a Julio Antíoco.

Cabo Sunión
Cabo Sunión es el extremo más meridional de Attica, la región a la que pertenece Atenas. En él permanecen las ruinas del templo de Poseidón, Dios del mar. En la antigüedad desde aquí se divisaban los barcos que llegaban a la capital y lo ideal es ir a media tarde para disfrutar de la puesta de sol, en la que este se esconde en el mar, bañando las columnas de mármol del templo de un color anaranjado.

Templo de Poseidón

Atardecer en Cabo Sunion

Lo mejor

Lo que más me ha gustado de Atenas ha sido la Acropolis y las vistas desde la colina de Licavitos. El Partenón está siendo restaurado de arriba abajo (o eso dicen) y está rodeado por andamios como los que se ven en la foto que lo dejan un poco deslucido, pero salvo eso, por ejemplo, el teatro Odeón de Herodes es increíble, construido completamente de mármol y recién restaurado.

Lo peor

Cuando llegue a Atenas no sabía nada sobre ella, y lo hice pensando que encontraría una ciudad como Madrid, pues al fin y al cabo es una capital de Estado y ha albergado unos juegos olímpicos, sin embargo el caos urbanístico que reina en la ciudad en muchos aspectos es total. Las aceras, con baldosas de a lo mejor 3 tipos diferentes están surcadas por arquetas hundidas; el agua de la gente que riega los tiestos cae de vez en cuando en medio de muchas de estas a últimas horas de la tarde, con lo que si no se va atento se puede acabar como las plantas, regado. A esto se añade la masiva venta ilegal que hay en las calles. En el barrio de Thissio es imposible tomarte un café sin que en media hora te hayan preguntado una decena de veces si quieres gafas, CDs, pañuelos…

Otro punto negativo es que los atenienses conducen por la ciudad como locos (y por las carreteras me reservo articulo aparte), los pasos de cebra están pero como si no. La norma es si esta en rojo no pases, y si esta verde mira bien antes de pasar.

De este modo, a la unión de estos 2 puntos hay que añadir un fenómeno que aquí ha desaparecido incluso en los pueblos, y es que por las calles caminan libres decenas de perros sin dueño. Perros vagabundos que se tumban en fuentes y parques, que se alimentan de restos que la gente a propósito les echa en las esquinas y que en definitiva campan a su libre albedrío por la ciudad. Recuerdo que el día nacional de Grecia estábamos viendo el desfile cuando a pocos minutos del comienzo y por donde decenas de tanques iban a pasar, un par de estos perros salió de no se sabe dónde, paso entre los soldados, por delante de 2 oficiales y por delante de la tribuna donde estaba el presidente de la república para perderse por el otro lado… sin que nadie hiciera nada.

Lo anterior puede ser, dependiendo de cada uno, aceptable o incluso gracioso, pero lo que es realmente lamentable y esto es sin duda lo peor que he visto allí, es el barrio de Omonia. Se trata de un barrio situado en pleno centro de la capital griega en el que se mezclan camellos, drogadictos, prostitutas, alcohólicos etc. Cada tarde empieza la actividad, pudiéndote encontrar un drogadicto sentado contra la pared de un establecimiento clavándose la jeringuilla a 10 metros de un niño que juega a la pelota contra la misma pared. Lo más triste es que la policía pasa al lado sin decir ni hacer absolutamente nada. Cada mañana y tras la actividad nocturna se pueden ver ambulancias de las que sale personal médico y se acercan a las personas (o lo que queda de ellas) a tratar de reanimarlas mientras estas yacen semiinconscientes en el suelo o en las escaleras de los portales.

Resulta incomprensible que a una ciudad como Atenas le concediera los juegos olímpicos en 2004 y Madrid aun no lo haya conseguido cuando desde luego en cuanto a organización se los merece infinitamente más.

Valoración global

Aunque después del párrafo anterior Atenas puede parecer un lugar en el que resulta imposible vivir, realmente no es así. Quizá todo lo anterior es lo que más llama la atención a quien llega desde fuera pero especialmente por su patrimonio artístico y la buena y variada comida hacen del lugar un sitio muy recomendable. De hecho añadiría que ese cierto caos tiene su parte positiva, y es que una vez que te acostumbras a él hace de la ciudad un lugar menos encorsetado y menos arrollador.

Cambio de guardia

Antiguo estadio

Tags:

Artículos relacionados

Acerca del autor

7 Comentarios

  1. De Cabo
    3 agosto, 2009
  2. El Ruiseñor
    3 agosto, 2009
  3. Stackhouse
    3 agosto, 2009
  4. Stackhouse
    3 agosto, 2009
  5. Ikeisenhower
    4 agosto, 2009
  6. Stackhouse
    5 agosto, 2009
  7. Bustamante
    14 agosto, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar