De viaje por Amsterdam.

amsterdam1

Amsterdam recibe con los brazos abiertos a la cantidad más heterogénea de turistas: familias al completo, parejas, solitarios, fiesteros, culturetas, amantes del arte, amantes del sexo, grupos de amigos, despedidas de solteros, de solteras… Viajeros en general, y amantes de los “viajes” en particular.

Amsterdam es la capital de Holanda, el paraíso del perroflautismo, la ciudad utópica del ciclista y la mirilla preferida de los mirones del mundo.

Amsterdam es una ciudad sin ningún monumento o lugar concreto con el que se pueda asociar, pero llena de rincones por explorar y experiencias por vivir.

Vaya por delante que debo ser uno de los viajeros más raros que ha pasado por aquí en mucho tiempo. Por distintos motivos ni monté en bicicleta, ni experimenté en algún coffee shop, ni contraté ninguno de los servicios que las amables y solícitas meretrices del barrio rojo me ofrecían. Y aún así me lo he pasado bien.

amsterdam2

Aprovechando el buen tiempo que me ha acompañado durante los cuatro días que estuve allí, me he pateado la ciudad de canal en canal. Amsterdam tiene encanto, y pequeñas delicias para la vista en cada rincón. Gente como Ikeisenhower o Redzooming lo pasarían bien sin duda por aquí sólo con la compañía de su cámara, en busca del detalle a la vuelta de cada esquina.

amsterdam3 amsterdam4

Los canales y las casas de hace varios siglos (su antigüedad suele estar reflejada con el año de construcción en su fachada) que los bordean confieren a la ciudad un encanto especial. Bueno, no sólo hay casas bordeando los canales, también las hay dentro. Son las famosas casas flotantes donde viven unas 65.000 personas en Amsterdam.

Los lugares más conocidos de esta ciudad son Damplein, dónde se encuentra el palacio real, o Leidseplein, donde se encuentran la mayoría de bares y restaurantes, más que puntos de interés turístico, son lugares de reunión por diversos motivos, epicentros de una ciudad que realmente gira alrededor de los canales. El barrio de Jordaan es un buen lugar para pasear sin dirección concreta.

amsterdam5

Hay espacio para la cultura en los tropocientos museos que alberga, yo acudí a dos de los más conocidos: el Rijksmuseum y el museo Van Gogh. ¿Qué podría decir? Bueno, imprescindibles sin duda para los seguidores de Rembrandt o Van Gogh… pero para el turista normalucho con delirios de cultureta, como yo, un poco decepcionantes en relación calidad/precio. ¿Se le puede poner precio a la cultura acaso? Pues no, pero como hoy tengo el día chulo se lo pongo. Vamos, que las comparaciones son odiosas, pero por ejemplo son más caros que D’Orsay y el Louvre y no se le acercan remotamente ni en calidad ni en cantidad.

amsterdam7

Para finalizar, recomiendo dejar un día para el Voldenpark, un gran parque para recorrer a pie, o mejor aún, en bici. Un sitio donde se pueden disfrutar en verano de conciertos al aire libre de todo tipo de música y donde se pude alternar con los habitantes de la ciudad, por cierto, amigables y amables en todo momento.

El consejo:

Hay que recorrer Amsterdam en bici o a pie, pero también navegar por sus canales. Lo mejor es ser rico y alquilar un barco, o si no tener un amigo holandés que lo tenga.
La mayoría nos veremos abocados a contratar los servicios de los botes turísticos en plan borrego. Como creo que todos son una “turistada” mi consejo es que pilléis el más barato.

amsterdam62

Desde luego no pilléis el de Canal cruises (Blue boat company), no es el más barato, y te hacen sentir borrego total.

Hay otra posibilidad: canal-bike. Los patines de agua de toda la vida. Lo mejor que vas a tu bola, la desventaja que cansa y que por tanto tu itinerario no será muy largo.

Otra manera de vivir los canales es con los cafés con mesas a pie de canal. Recomiendo el Café de Jaren, un sitio chulo, de moda, pero para nada caro.

amsterdam8

Endrogarse en Amsterdam:

Venir a Amsterdam sólo por este motivo es algo muy común, pero a fin de cuentas es hacer en un garito lleno de turistas lo que puedes hacer en Madrid en tu casa o en un parque. Aquí hay más calidad e información al estar más controlado, pero también carece del “morbo” de la ilegalidad. Parece una gilipollez, pero hablando con una amiga holandesa llegamos a la conclusión de que aquí la gente fuma mucha menos maria que en España, luego algo tiene que ver. Además lo que es legal en los cofee shops es igual de ilegal que en España en la calle. Ni se os ocurra comprar en la calle si no queréis acabar en comisaría.

amsterdam9

Lo que si que es cierto es que Amsterdam es un buen sitio para venir con amigos/as de fiesta. Plan para una despedida : mañanita en el coffee shop, tarde en la Beer-bike (ver foto) y noche, previo paseo por el barrio rojo, en sus bares y clubs . Por ejemplo el Ice bar, Amsterdam es una de las seis ciudades que lo poseen. Eso sí, no aprovechar el día de resaca para darse un paseíto por los canales tendría pecado.

amsterdam10

El reto no conseguido:

Pretendí sorprender al jefe con una foto en portada de una chica del barrio rojo luciendo la camiseta del blog de De Cabo, pero las fotos en el barrio rojo están prohibidas, y no sólo te expones a la multa, sino a las caricias del chulo de turno.

amsterdam11

Al final se la puse a una bicicleta, no es igual, pero hay gente que obtiene el mismo placer de ellas con sólo quitarles el sillín. Desde luego, que Amsterdam es una ciudad sexual se siente en todos lados, desde en el escudo de la ciudad con la triple equis “XXX” (aunque su origen sea realmente la cruz de un santo), hasta en los pivotes de las calles… Eso sí, en contraposición, aquí tienen la casa más estrecha del mundo.

amsterdam12

Artículos relacionados

Acerca del autor

7 Comentarios

  1. De Cabo
    29 Agosto, 2009
  2. Holala
    29 Agosto, 2009
  3. Boticaria
    30 Agosto, 2009
  4. Chuscurro
    30 Agosto, 2009
  5. luciovorenus
    30 Agosto, 2009
  6. Holala
    30 Agosto, 2009
  7. De Cabo
    30 Agosto, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar