Restaurante O’Grelo, Madrid – Guia de restaurantes Paca Garte


A la entrada del restaurante O’Grelo nos reciben unas langostas que nadan, ignorantes de su trágico destino, felizmente en una elegante pila de agua

Esta imagen despierta el apetito en algunos comensales, y la pena en otros. Aunque todos por igual están de acuerdo en una cosa, que no les gustaría estar en su lugar.

Yo también pensé eso al principio. Hasta que fui al baño. Entonces desee ser una langosta para al menos poder gozar del espacio que ellas gozaban en su coqueto vivero.

ogrelo

Con el precio que se paga por las mariscadas servidas durante un sábado se podría alicatar el baño. Con la recaudación del fin de semana, se podría sufragar la ampliación que a toda vista necesitan los aseos.

Que un restaurante de postín como éste no se pueda permitir prescindir de una mesa para dotar de mayor comodidad a sus clientes, me parece digno de reseñar. Por favor que no estamos hablando de un McDonalds, ni siquiera del restaurante de barrio… ejemplos por cierto que normalmente tendrán más espacio en sus aseos que el O’Grelo.

Restaurante mono-taza de inexistentes urinarios, es un ejemplo de lo aquí pretendemos denunciar. Restaurantes donde puedes comer que te cagas, pero donde no puedes cagar como comes. Restaurantes que no tienen coartada a la hora de justificar la escasez de medios en el baño. Restaurante en la que te lo juegas todo a una carta, y que como tengas mala suerte con el que ha ido delante te pueden tocar bastos, el as de bastos para ser más exactos.

Desde está sección abogamos por unos mínimos de infraestructura para los baños, en contraposición de los baños mínimos. Alguna vez he hecho la vista gorda ante un restaurante de menor calado (expresión marina que puede adquirir aquí un sentido literal). La humildad puede ser excusa (mala) ante la escasez de medios, pero aquí, en O’Grelo no hay ninguna excusa.

Y es que teniendo sólo una taza, el día que un cliente se coja una intoxicación por intolerancia al marisco, el resto se tienen que ir a hacer sus necesidades al vivero de las langostas. Porque vale que a las pobres las cocinen vivas, pero por lo menos siempre será mucho más digno a que las meen en su casa.

En fin, pasemos ya a la valoración Paca Garte:

  • Número de tazas: 1
  • Número de urinarios: cero patatero
  • Seca-manos de aire: no
  • Toallas: De papel
  • Papel Higiénico:
  • Nivel de Limpieza: Decente
  • Escalafón de Paca Garte:
  • Aprobado (zu) raspado – 2 barquitos
  • Recordad, es hora de hacer que se pringuen aquellos a los que no le importa que nos pringuemos nosotros. Hagamos de este mundo, un mundo mejor.

    Por ello si queréis denunciar o ensalzar a algún restaurante os agradeceremos si mandáis un email a

    guiapacagarte@gmail.com

    Artículos relacionados

    Acerca del autor

    Deja tu comentario

    Mostrar
    Ocultar