Restaurante Lamucca, Madrid. Guía de Restaurantes Paca Garte


Cada vez que acudo a cenar a un restaurante “molón” (traducción más aproximada al extendido término inglés cool) como Lamucca mis expectativas se sitúan altas. Pero, ay… amigos, una vez más un lugar que podría ser recomendable en casi todos los sentidos, me decepciona a la hora de la verdad, o como lo llaman otros, la hora All-Bran.

Me lo estaba pasando bien en Lamucca de cena con unos amiguetes, tenía ganas de ser sorprendido por sus retretes. El servicio (camareros) atento y divertido. Pero el servicio que de verdad atañe en esta guía, no era servicio, sino camarote de los hermanos Marx. Mala señal. Los detalles a continuación.

secamanosespacialymeaderopegados

Trescientos metros cuadrados de restaurante dan para mucho más que un servicio con servicios mínimos. Un retrete, un meadero, un lavabo y un secamanos… de diseño, eso sí. Joder, con lo fácil que lo tenían, y la cagaron, nunca mejor dicho, con el baño.

Se ha de exigir unos mínimos más amplios a un local tan grande como este. Poner un secamanos ultrasónico, está bien, pero desde luego los que acudan al servicio con prisas no se fijarán en él. Sí se fijarán en que en un lugar con tantos comensales es posible que toque esperar a la puerta del único retrete, porque es muy probable que esté ocupado. Y al esperar tendrán que compartir un metro cuadrado con el que ha salido y se lava la manos, el que se ha lavado las manos y ahora disfruta del secamanos del espacio, y el que intenta mear en el meadero pero no puede hacerlo al sentirse acosado con las otras tres personas con las que comparte metro cuadrado y por esa puerta del servicio que se abre y le pasa rozando.

No me quiero imaginar lo que puede pasar si se juntan a esperar cuatro o cinco más. Lo dicho: camarote de los hermanos Marx.

Así que si sirve de algo esta sección espero que se apliquen y dupliquen el espacio del servicio aunque sea a costa de un par de mesas. Otro consejo, en este local tiene en las mesas un dispositivo electrónico que avisa a los camareros cuando quieres que te atiendan, o cuando necesitas que te traigan la cuenta. Sería muy interesante que llevasen estos dispositivos a los baños, para que cuando se acabe el papel higiénico también se pueda avisar…. Eso sí sería ciencia-ficción de la buena … y no el secamanos sideral que es por supuesto mejor y más efectivo que uno normal, pero que no aporta mejora sobre la siempre útil toalla de papel.

Pasemos ya a la valoración de nuestra guía.

  • Número de tazas: 1
  • Número de urinarios: 1
  • Seca-manos de aire: ultramoderno
  • Toallas: No
  • Papel Higiénico:
  • Nivel de Limpieza: Decente
  • Escalafón de Paca Garte:
  • Aprobado (zu) raspado – 2 barquitos
  • Recordad, es hora de hacer que se pringuen aquellos a los que no le importa que nos pringuemos nosotros. Hagamos de este mundo, un mundo mejor.

    Por ello si queréis denunciar o ensalzar a algún restaurante os agradeceremos si mandáis un email a

    guiapacagarte@gmail.com

    Artículos relacionados

    Acerca del autor

    One Response

    1. Sonia
      4 abril, 2010

    Deja tu comentario

    Mostrar
    Ocultar