Restaurante Cuines de Santa Caterina- Barcelona. Guía de restaurantes Paca Garte.

Una vez más me encuentro en la tesitura de tener que comentar los baños de un restaurante que me ha gustado como comensal. Se podría decir que tengo el corazón partido, pero hablando de un modo literal eso es falso: lo único que tenemos partido en nuestro cuerpo es el culo. Precisamente la parte de mi anatomía que más motivos tiene para opinar en esta sección.

santa caterina1

Al entrar a los baños de las Cuines de Santa Caterina me encontré con todo un clásico en Barcelona, los servicios mixtos. ¿Por qué hay tanto restaurante con baños de este tipo en Barcelona?

Mi angelito del hombro izquierdo me dice que porque la cultura catalana es más abierta de mente, más avanzada cultural y socialmente. Y es posible que algo de razón tenga.

Pero por otro lado, mi diablillo del hombro derecho, me dice que esto de los baños mixtos le viene estupendamente al dueño del restaurante para ahorrarse espacio. Y tirando de estereotipo :“osti, tú, la pela es la pela.”

Olvidándome de angelillos y diablillos, mi experiencia internacional en servicios, me dice que los servicios mixtos sin urinarios son una chapuza que deriva en otro clásico de esta sección: el salpicón. Primer consejo, cambiar algún lavabo, de los que andaba sobrados, por urinarios. Si vamos de mentalidad abierta, no hay que escandalizarse por tonterías… de hecho, yo si fuera mujer me escandalizaría menos ver a un hombre en un urinario, que ver los restos de su meada en mi taza… que es a lo que nos lleva esta configuración mixta.

santacaterina2

¿Y qué me decís de esos tres lavabos puestos frente a las tres puertas de cada retrete? Muy bien pensado. Los policias que hayan venido a cenar con un detenido y tengan que vigilarlo mientras hace sus necesidades, lo van a a agradecer. Clásico baño donde la batalla diseño vs funcionalidad, la gana el diseño. Fue quizás eso lo que me confundió al entrar en mi cubículo y encontrar que había una recipiente blanco con una luz azul. Como parecía muy moderno pensé que sería un dispensandor de asientos de papel para el baño (deberían hacerse obligatorios por ley, ¡ya!) o quizás algún dispensador de spray para desinfectar la taza. Así que, cual mono de 2001 Odisea en el espacio, me pasé media hora mirándolo sin saber cómo funcionaba ni para qué era….

Fue Chuscurra la que me dio la solución cuando volví a mi mesa. Era una papelera para desechar compresas. ¡Tachán! En fin, es lo que tienen los servicios mixtos, nuevas reglas.

Poco más que destacar de estos baños que los hagan especiales, si acaso una esquinita inutilizada, donde no cabe ni un lavabo ni un urinario y que dada la mezcolanza de géneros allí presente, no descarto que estuviera ubicada adrede por si un perro también tuviera que venir aquí a levantar la patita.

Pasemos ya a la valoración de la guía.

  • Número de tazas: 3
  • (1,5 por sexo)

  • Número de urinarios: cero patatero
  • Seca-manos de aire: No
  • Toallas: De papel
  • Papel Higiénico:
  • Nivel de Limpieza: decente
  • Escalafón de Paca Garte:
    Aprobado (zu) raspado – 2 barquitos
  • Recordad, es hora de hacer que se pringuen aquellos a los que no le importa que nos pringuemos nosotros. Hagamos de este mundo, un mundo mejor.

    Por ello si queréis denunciar o ensalzar a algún restaurante os agradeceremos si mandáis un email a

    guiapacagarte@gmail.com

    Artículos relacionados

    Acerca del autor

    One Response

    1. Ladysalada
      26 Febrero, 2011

    Deja tu comentario

    Mostrar
    Ocultar