Está claro que un coche sería «imposible» y lo digo entre comillas porque tiempo al tiempo… pero una moto eléctrica llamada KillaCycle, con 350 caballos de potencia acaba de batir el record del mundo de aceleración al pasar de 0 a 100 en 1.5 segundos

Firebird Speedway, situado en Arizona, fue el circuito donde se llevó a cabo este récord.

A este paso y a esta «velocidad» yo no se donde vamos a llegar…



No tiene desperdicio…

Publicado por De Cabo

Amante de la tecnología, la innovación y la inversión, director del que llamo "vuestro blog" y fan de la gente que sabe de lo que habla.

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.