Eurofighter vs. Ferrari

Así. Como suena. Allá por el año 2003 alguien tuvo la feliz idea de enfrentar el Eurofighter que os presenté hace poco con el Ferrari de Schumacher. No se exactamente quien tuvo esta ocurrencia pero el resultado fue de lo más emocionante. Un por entonces hexacampeon del mundo subido en el mejor coche de Formula 1 del momento frente a un piloto y astronauta italiano subido en el mejor cazabombardero del momento, enfrentados en una recta con un solo fin: medir su aceleración, divertir a los presentes y por supuesto, pasárselo bien.

El reto constaba de 3 carreras: en la primera se recorrerían 600 metros, donde era previsible que el Ferrari, al ser menos pesado y al tratarse de una distancia menor, superase al cazabombardero. En la segunda se recorrerían 900 metros, donde la cosa podría estar reñida, pues el avión supersónico tendría más “tiempo para reaccionar”. En la última, de 1200 metros, todo pintaba mejor para caza. Pero había que jugar el partido, pues nada estaba claro y menos teniendo en cuenta que horas antes había llovido copiosamente.

La prueba empezó y como era previsible, la rosa de Maranello se impuso en los 600 metros por 2 décimas: 9,4 segundos para el F2003, 9,6 segundos para el avión. La segunda carrera, fue la más dispár: 14,2 segundos tardó en recorrer los 900 metros el EF, mientras que el bólido los recorrió en 16,7. Finalmente y como era previsible, el pájaro volvió a batir al caballo en los 1200 metros, empleando 13 segundos el primero frente a los 13,2 que empleó el segundo.

La tecnología punta del asfalto frente a la tecnología punta del aire. Eurofighter 2 – 1 Ferrari. Estuvo curioso.

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Si huebiera tenido que apostar, habría ganado en las 3 carreras, pero desde luego diría que en la última el EF le sacaría muchísimo más de lo que en realidad le sacó, ¿2 décimas? increíbles máquinas ambas dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.