La noche es nuestra

WE OWN THE NIGHT, ése era el lema de la policía de New York en los años ochenta, época en la que está ambientado este intenso y emocionante thriller policial. Bobby Green (Joaquin Phoenix) es el rey de la noche en el barrio de Brighton Beach, regentando el nightclub más fashion de la ciudad, al que acude gente de toda clase, incluso miembros de la mafia rusa como el peligroso Vadim Nezhinski (Alex Veadov). A pesar de eso, él se mantiene al margen de los asuntos turbios, planea abrir un nuevo local en Brooklyn y lleva una vida libre y despreocupada junto a su novia puertoriqueña Amada (Eva Mendes).

Sin embargo, Bobby tiene un origen muy distinto al que se podría presuponer: su padre es el legendario jefe de policía Burt Grusinsky (Robert Duvall) y su hermano Joseph (Mark Whalberg) un incipiente capitán del departamento de policía, encargado de la investigación para desmantelar la organización mafiosa que opera desde el local que dirige Bobby. La relación entre ellos es pésima y empeora cuando le advierten que colabore con la operación policial que se está preparando contra Nezhinski. Todo cambiará cuando su hermano resulte gravemente herido y descubra que su padre es el siguiente objetivo.

Para mí una de las sorpresas de lo que llevamos de año, una película intensa y absorbente. Tanto guión como realización espléndidos, obras del director James Gray, no muy conocido y con filmografía escasa («La otra cara del crimen»). Un drama muy realista en el que el protagonista se enfrenta a dilemas de carácter afectivo y emocional y en el que los personajes se retratan a la perfección. Las escenas de acción son realmente espectaculares y destacaría las de la infiltración en el edificio de los «narcos» y la persecución de coches en la lluvia. Muy buenas interpretaciones de los dos protagonistas principales, Joaquin Phoenix y Mark Whalberg, que a su vez coproducen la película. Robert Duvall como siempre estupendo en su típico papel de policía (el mejor sigue siendo el que hizo en «Un día de furia«) y Eva Mendes completa un reparto a la altura de la cinta.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Pues yo no coincido, mi gran amigo Jordelgar, es una gran historia realizada mediocramente salvo las secuencias comentadas, la peli se hace pesada hasta el punto de casi perder el hilo, hasta el gran Robert Duvall flaquea en algunas secuencias.. podrían haber hecho algo muy grande pero no ha sido así..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.