Los cisnes escogen a sus parejas de por vida. Pero un cisne hembra llamada Petra ha cometido una pequeña equivocación, y se ha enamorado de un barco a pedales con forma de cisne!

sadswan.jpg


Cuando su enamorado rehusó volar al sur en invierno, Petra también se quedó en tierra, lo cual podría haber supuesto la muerte con la llegada del crudo invierno.

Finalmente, los responsables del zoo local dieron cobijo a Petra y a su enamorado durante el invierno. A principios de abril, con la llegada de la primavera, ambos retomaron su idilio en su lago natal.

Según los biólogos de Muenster, al noroeste de Alemania, Petra continúa cortejando a su bote-novio, vigilándolo de forma incansable, y realizando ritos de apareamiento.

El bote, mientras tanto, todavía se alquila a aquellas familias que visitan el lago Aesee, donde la pareja de enamorados se ha convertido en una atracción local.

Según declaraciones del director del zoo local Joerg Adler: “Este noviazgo podría durar para siempre, obviamente el cisne cree que ha encontrado un compañero de por vida”.

Publicado por Aportaciones

Utilizamos este usuario para publicar todos los artículos escritos por autores que no pertenecen a decabo.com, pero han querido aportar o colaborar con nosotros.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Pingback: meneame.net
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.