the marshmallow test

Imaginaos que tenéis de nuevo cuatro años y os proponen el siguiente experimento: si aguantáis 15 minutos en una habitación a solas con una chuche sin comérosla, os darán otra al cabo de los quince minutos correspondientes. ¿Qué haríais?

Pues mirad, mirad a los chiquitines del video, os aseguro que no tiene desperdicio…

Hace tiempo que me habían hablado de este experimento, y ya entonces sin ver el video me pareció de lo más interesante. Para los que queráis ahondar un poquito más sobre el tema y buscarle los cinco pies al gato, aquí tenéis una charla de Joachim de Posada, consultor y coach profesional, sobre los resultados del experimento (la única pega es que está en inglés).

Parece ser que, tanto en Estados Unidos como en Colombia, la proporción de niños que se comían la nube antes de los quince minutos fue la misma: dos de cada tres. Los psicólogos americanos (hay que ser perverso) fueron un poquito más allá, y al cabo de los años buscaron a los niños del experimento para entrevistarles. La tesis principal es que, el 100% de los que a los cuatro años habían resistido la tentación de comerse la chuche (lo que en jerga técnica llaman “retrasar la gratificación”) habían tenido éxito en su vida posterior; mientras que sólo un pequeño porcentaje de los que se la habían comido eran triunfadores.

Exageración? Realidad? El mito del perdedor americano llevado al extremo? Os dejo con vuestra propia reflexión…

Únete a la conversación

4 comentarios

  1. jijiijijijii y si?…y si…los niños…pensaron…»Me como esta y lo volvemos a intentar»? jiijijiji o…pensaron «Yo me la como por si se le olvida volver a los 15 minutos»…Es que el refrán de Más vale pájaro en mano que ciento volando, es ambiguo!! a qué se refiere,aprovecha y cómete la chuche por si no hay más…o todo lo contraio,quédatela en la mano,más vale la que tienes que ninguna…jijijijijiji…y claro…¿estamos seguros de que todas las chuches tenían la misma buena pinta?! porque claro,…no es lo mismo una chuche dulce,esponjosa y tersa a la vez..que una chuche espachurrá…
    Abrazos!!!…bajo a la Barraca a comprar nubecitas…

  2. A mi si me hubieran puesto sentada delante del plato con la chuche también me la hubiera comido. ¡Por eso soy una perdedora nata! Eso es cruel. Por lo menos si la hubieran dejado apartada, o te hubieran dado algo más que hacer…

  3. Estoy seguro de que yo sería de los que no me la comería, pero tb estoy seguro de que sería de los que peor lo pasaría y más aspavientos haría… de hecho hay un niño rubio que me recuerda mucho a mí (en cuanto a gestos) … jeje

  4. Hace gracia cómo van rascando con la uñita para chuparla después… sin saber que si la pruebas ya estás perdido!!
    Yo también sería de las que me las comía tal que cerraran la puerta. Débil que es una…

    Besines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.