Impresionante Nadal que después de verse apeado de muchas finales por Djiokovic este año, pudo derrotar a Federer por 7-5, 7-6(3), 5-7 y 6-1 tras tres horas y cuarenta minutos.

El partido comenzó con un Federer rompiendo todos los pronósticos, exhibiendo un gran servicio, una derecha contundente y una agresividad más propia de otras superficies. El tímido saque de Nadal, que parecía una sombra de sí mismo, ayudó a que el suizo tomara ventaja en el marcador. Tanto, que llegó a tener bola de set (2-5 al resto). Ahí llegó la reacción del balear, que una vez más leyó a la perfección el partido y puso el ‘Plan B’ en acción. Comenzó por servir más profundo, a buscar con insistencia el revés en altura de su rival y a sacar a relucir un drive con el que firmó ‘passings’ marca de la casa para abrochar el primer set.

Con esta victoria, Rafa Nadal iguala los seis Roland Garros que consiguiera el sueco Björn Borg entre 1974 y 1981 y además su décimo Grand Slam, convirtiéndose de esta manera en el segundo tenista más joven de la historia en alcanzar esta cifra de majors.

Él y su humildad no lo dirá, pero nosotros podemos asegurar que Rafa Nadal es ya uno de los mejores jugadores de la historia.

Fuente | Marca

Publicado por De Cabo

Amante de la tecnología, la innovación y la inversión, director del que llamo "vuestro blog" y fan de la gente que sabe de lo que habla.

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.