Lo que viene a decirnos este gran frase es que al intentarlo (lo que sea), pueden pasar dos cosas: o nos sale bien (y ganamos) o nos sale mal (y aprendemos). Realmente nunca «perdemos». Es una forma muy positiva de tomarse la vida y además la más útil. Hay que intentarlo hasta que lo consigamos, no hay más que hablar.

¡Vamos con ese Lunes!
a veces se gana

Publicado por De Cabo

Amante de la tecnología, la innovación y la inversión, director del que llamo "vuestro blog" y fan de la gente que sabe de lo que habla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.