Hola amiguitos. Dado que hoy es el día de los Santos Inocentes me parece buena idea explicar este episodio ¿histórico? relacionado con la Navidad, en línea con el último post que he publicado.

La matanza de los inocentes

¿Qué se conmemora el día de los Santos Inocentes?

Bueno, el evangelio de Mateo es el único documento de la época que describe el suceso, y dice más o menos que cuando llegan los reyes magos le preguntan a Herodes dónde está el mesías, Herodes se mosquea y decide intentar engarñarles para encontrarle. A los magos se les avisa en sueños para que no vuelvan a Herodes, y éste se pilla un rebote tal que decide matar a todos los niños menores de dos años de la zona. Jesús se salva porque a José le avisa un ángel para que huyan a Egipto (ya podía haber avisado al resto de padres el cachondo del ángel ¿no?). Esto es exactamente lo que dice Mateo (repito, no hay otras referencias ni «canónicas» ni históricas sobre el hecho):

    1 Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén,
    2 diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.»
    3 Oyéndolo, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén.
    4 Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo.
    5 Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta:
    6 Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel.
    7 Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella.
    8 Después, enviándolos a Belén, les dijo: «Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle.»

    12 Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino.
    13 Después que ellos se retiraron, el Angel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y estate allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al niño para matarle.»
    14 El se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se retiró a Egipto;
    15 y estuvo allí hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliera el oráculo del Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi hijo.
    16 Entonces Herodes, al ver que había sido burlado por los magos, se enfureció terriblemente y envió a matar a todos los niños de Belén y de toda su comarca, de dos años para abajo, según el tiempo que había precisado por los magos.
    17 Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías:
    18 Un clamor se ha oído en Ramá, mucho llanto y lamento: es Raquel que llora a sus hijos, y no quiere consolarse, porque ya no existen.

Testis unus testis nullus

O en vulgo castellano, un sólo testimonio no es válido. Si tal cosa hubiera ocurrido aparecería referenciado en otras fuentes históricas, y habría sido algo digno de pasar a la historia como lo han hecho algunas de las barbaridades que cometió el rey Herodes, es por ello que no tiene visos de ser una historia real.

Por otro lado esta historia se parece demasiado a la historia de Moises, que perseguido por la orden de matar a los recien nacidos por parte del faraón, escapa milagrosamente por intervención divina como se describe en el Exódo. Además Mateo hace referencia a dos profecías que se cumplen en este pasaje, que el mesías será llamado desde Egipto (Jeremías 31,31) y que Raquel llorará a los hijos que ya no están (Jeremías 31,15).

En otras palabras, incluyendo esta historia tan poco verosímil, Mateo proclama a Jesús como el nuevo Moisés, salvador del pueblo de Israel y confirma su condición de Mesías pues las profecías de Jeremías se cumplen.

Se dice que los Evangelistas fueron los primeros periodistas de la historia, y como tales no estaba dispuestos a que la verdad les arruinara una buena historia.

Matanza o matancilla

Supongamos ahora por un momento que la historia sea cierta, desde luego si hay alguien capaz de hacer semejante salvajada ese es Herodes I el Grande, se pasó por la piedra a toda la familia asmonea (la familia de su señora), incluidos su suegra, el abuelo y sus cuñados (alguno seguro que piensa que no era tan cruel el hombre, que hay cuñados que lo van buscando, coño) y con tres de sus hijos por sospechas de confabulación (probablemente ciertas por otro lado). Todo esto lo describe el historiador de la época Flavio Josefo, de la matanza de los inocentes no dice ni mu.

El palacio de Herodes I el Grande

Semejante personaje bien pudo ordenar la matanza de los niños menores de dos años tras enterarse de que había gente que le adoraba como un nuevo rey (si fue capaz de matar a sus hijos para que no le destronaran, qué le costaba cargarse al hijo de un carpintero).


Sin embargo hay que pensar que la cantidad de niños que podía haber en Belén por aquel entonces sería muy pequeña, una ciudad humilde de unas mil personas no tendría más de 20 niños en total en esa edad. Curioso dato, esto ni siquiera Mateo dice que pasó nada más nacer Jesús, es muy probable que sucediera muchos meses después, por eso se ordena matar a los menores de 2 años, lo que indica también que el episodio de los Reyes Magos, de ocurrir, ocurrio después de lo que se cree popularmente, no nada más nacer Jesús.


Es por ello que la masacre que posteriormente la tradición cristiana conmemora, de haber sucedido (cosa muy improbable por lo explicado anteriormente), sería un dia de mal humor en la vida de un tirano. Un hecho que tiene muy poco que ver con la religión y la santidad del niño Jesús, y mucho que ver con la intención de mantener el poder y el orden en Judea.


Resumiendo:

  • La única referencia que existe a la matanza es lo que escribe Mateo en el capítulo 2 de su Evangelio
  • Historiadores de la época tan serios como Flavio Josefo no lo mencionan
  • El hecho se parece demasiado al episodio de la salvación de Moises
  • La narración está forzada para que se cumplan dos de las profecías de Jeremías
  • De haberse producido el hecho no habría sido justo después del nacimiento, sino meses después
  • El número de niños supuestamente asesinados no habría llegado a 20

No parece que sea una historia muy fiable ¿no?

Eso es todo por hoy, día de los Santos Inocentes, y como la tradición de este día manda, parece que la matanza de los inocentes no es más que una bromita de Mateo, que además le venía bien para argumentar que Jesús era el verdadero mesías.

Seguiré en próximos posts pavimentado mi camino hacia el infierno ;)


Salud y República!

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Únete a la conversación

11 comentarios

  1. Estoy con DeCabo, creo que tu tienes mano con la familia Mateo… y veo que has cogido la moto caminito al infierno porque llevas una marcha… jejejeje
    Vaya bromita!! esperaremos la siguiente entrega.

  2. Aviso a navegantes: La gente que no cree en el infierno es porque no cree en pamplinas absurdas…

  3. Lo dejaremos en «cuánto» tardaría, y pelillos a la mar, que escribir rimando no exime de hacerlo bien.

  4. He de reconocer que me fastidia que corrijas mis lapsus de escritura precisamente tú, adalid del acento y la mayúscula perdidos. Me reconforta, sin embargo, que hayas puesto el acento a mi «cuánto» que no fue tal.
    Pelillos a la mar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.