Te encantan o los odias, no hay punto medio, y a mí me encantan.

Juan Carlos Arroyo Urbina y Ángel Javier Pozuelo Gómez, Faemino y Cansado, se conocieron en los principios de los 80 y empezaron su carrera actuando en el parque del Retiro de Madrid, dándose a conocer y comenzando a pisar escenarios en bares y locales del Madrid de la movida. Tras aquello, programas míticos como La Bola de Cristal y Cajón Desastre les dieron la fama que les llevó a tener su propio programa El orgullo del tercer mundo, un espacio de menos de media hora en la 2 (la segunda por aquel entonces) que sin duda es una de las mejores cosas que se han visto nunca en nuestra tele, y que sin duda sería imposible de ver en las parrillas de hoy en día.

Call me Ishmael y Cansado en el Carnaval de Tenerife 2003
Call me Ishmael y Cansado en el Carnaval de Tenerife de 2003 (Dios! Qué joven que era!)


Como curiosidad, sabed que por aquel entonces era muy típico que los programas buscaran una frase que la gente identificara y repitiera, tipo «y eso dueleeee» que decía la «bombi» (la verdad es que esto sigue existiendo «si hay que hacerlo, se hace…», etc.). A Faemino y Cansado les pidieron que hicieran algo así, e intentaron burlarse de esta exigencia del guión buscando en una película de Woody Allen la frase lo menos pegadiza posible: «Que va, que va, que va, yo leo a Kierkegaard». Lo increible del tema es que la frase se hizo muy popular y aún hoy hay mucha gente que la recuerda.

Después de aquello recorrieron varias cadenas y programas, pero el ritmo de la tele es distinto al de los escenarios y aunque ambos colaboran con radio y televisión, y en iniciativas como 18 chulos records han vuelto a sus orígenes y siguen visitando los escenarios de toda España mucho menos frecuentemente de lo que a muchos nos gustaría, aunque suelen actuar una vez al mes en el Galileo Galilei de Madrid (lo chungo es pillar entrada, siempre se agotan).

El humor de estos genios es subrealista y absurdo, pero a la vez inteligente, tomando cosas prestadas de gente como los Monty Phyton o Tip y Coll, pero con su toque cañí inimitable. Os dejo un par de muestras de lo que hacen, por si hay alguien que nunca los ha visto, como dije al principio de este post, no os dejarán indiferentes.


Faemino y Cansado – Chiste de Rio


Faemino y Cansado – La Óptica


Faemino y Cansado- charcutero contra neurocirujano


Faemino y Cansado – Los corderos


Faemino y Cansado – El Arzobispo de España


Faemino y Cansado – Inicio del espectáculo en San Sebastián


Faemino y Cansado – Rayos López


Faemino y Cansado – El budista


Salud y República

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Únete a la conversación

6 comentarios

  1. A mí nunca me han llamado la atención, y lo cierto es que cuando los he visto tampoco me han gustado mucho pero… estas muy guapo en la foto sí seño!!! por tí no pasan los años!!! Eso sí, ya no es la primera foto que te veo vestido de mujer… y me asustas… ;-)

  2. Que buenos son, me encantan! Creo que esto es cuestión de genética, eh primo?
    Por cierto, en la foto estas monísimo, osea, divino!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.