jack-kate-lost1

Casi todas las parejas tienen su momento de crisis. En España se dice que suele ser el cuarto año, en Estados Unidos lo llaman «the seven year itchy» . Así que, haciendo la media,es normal que en mi relación con una estaudonidense la crisis nos haya llegado después del quinto año.

No es que haya dejado de quererla, no es eso. Sigo creyendo que es distinta, atractiva, incluso si me preguntan aún digo que la mejor de mi vida. Pero es que empiezo a ver cosas en ella que no había visto antes y que no me gustan.

Además como diría Ella baila sola: ya no me baila un gusano en la tripa, cuando suena la música y veo su LOST.

Quizá es que el principio de nuestra relación fue demasiado trepidante. Empujado por el frenesí podía llegar a echar cuatro o cinco capítulos por noche. Y no sé como lo hacía, pero cada vez que terminaba uno, me dejaba con ganas de empezar con otro.

Las circunstancias hicieron que las cosas se serenaran un poco. Ella desaparecía en verano por tres meses, y yo que me quedaba en España desconsolado. Tanto, que la única manera de no echarla de menos tanto, era ver una y otra vez las grabaciones de los capítulos pasados. A través de internet mantenía también el contacto con ella. Y no sólo directamente a través de su página, sino también hablando con otros amigos que la conocían y que la amaban tanto como yo.

Después del verano, cuando volvía, no tenía muy claro que podía esperar. Pero el primer capítulo tras el regreso era tan memorable que me dejaba atrapado de inmediato. Siempre me sorprendía con cosas nuevas, mejores o peores, que rompían cualquier asomo de monotonía. Me gustaba de ella que fuera impredecible, pero a la vez siempre tratando de ser coherente con si misma. Miraba a otras, pero nunca me plantee ni por un segundo abandonarla. Como he reconcido desde el principio, pase lo que pase, ha sido mi mejor relación hasta ahora.

Fue a finales del tercer año cuando las cosas se torcieron. Primero me dijo que después del sexto año, lo nuestro se acabaría. No era por mí, era por motivos de trabajo, la cadena donde trabajaba le había obligado a firmarlo. Quizá habría una esperanza para volver en el futuro… pero después del sexto año teníamos que cortar. Fue un golpe, un duro golpe, pero como seguíamos queriéndonos nada cambió en la relación. Eso sí, sus ausencias ya no eran de tres meses, eran de seis. Y el capítulo que echábamos a su regreso no era tan espectacular.

No obstante tengo que decir que nuestro cuarto año fue de los mejores. Con todo lo que estaba pasando, y en ningún momento se podía haber hablado de crisis. Hubo capítulos memorables… aquel quinto en que la hice gritar: «Penny, Penny, Penny»….
Cuando el verano nos volvió a separar yo pensé que los dos años que nos quedaban había que gozarlos a tope.

Pero cuando volvió este año… empezó la crisis. Se volvió más predecible. Seguía siendo encantadora, seguía siendo distinta… pero no era la misma. Estaba preocupado, quizás no era ella, era yo. Por eso hice una encuesta entre mis amigos. Muchos me comentaron que seguía igual, otros me insultaban o me decían que estaba loco… pero algunos me daban la razón, y sus argumentos eran los mismos que yo veía.

La seguía queriendo, la seguía viendo, pero la pasión se había extinguido casi por completo. Y luego empezó a hacer cosas raras, muy raras. Me recordaba al segundo año que estuve saliendo con Twin Peaks… que mala experiencia. Ya no me sorprendía, me dejaba flasheado. Por Dios, tenía que estar drogada: caras que salen en el humo y hablan, muertos que no mueren, ejecutores que no saben ejecutar, incoherencias y sobre todo la sensación de quedarme insatisfecho después de cada capítulo.

Ahora miro a otras con más deseo. Aunque hubo un tiempo en que me dije que no volvería con españolas, he empezado a verme con otra por internet (Pigmalion). Estoy un poco hasta lost huevos, la verdad. Nuestro último capítulo fue con Hugo y Miles juntos… ¿puede haber algo más patético?. Eso nunca nos hubiera pasado al principio.

Saber que el próximo año es nuestro último año, y que eso, por si sólo, ya despierta mi deseo, hacen que esto sólo sea una crisis… y que no me plantee la ruptura… aunque sí la infidelidad, claro.

La verdad, sólo espero que cambie, que vuelva a ser como antes. Que digo, que sea mejor que antes, porque una relación como ésta merece morir con la pasión en lo alto y no morir de desgate. Merece morir jugando a la pirámide del amor… y no que tenga que desaparecer haciendo el egipcio.

Sólo quiero quererte y disfrutar contigo hasta el último minuto, Perdidos, tú y yo.

Publicado por Chuscurro

Me gusta el humor y si es surrealista, mucho mejor. De pequeño soñaba con ser albondiguero, pero como los oficios tan especializados tienen poca salida en época de crisis, me tengo que conformar con ser bloguero con gorro de cocinero. Sígueme @chuscurro

Únete a la conversación

17 comentarios

  1. Sublime compañero, está claro que lo tuyo es escribir y en este caso, estoy también contigo, aunque mi relación con Lost está menos desgastada, yo sigo encantado con ella este año, aunque sí que es cierto que empiezan a aparecer cosas raras y que deberían cerrar cuanto antes.

    Lo que si veo cada vez más es que la sexta temporada será un bombazo o un tremendo fiasco. Espero que no nos decepcionen.

  2. Bueno, bueno… Lo de Doctor Mateo no tiene nombre. La mayoría de los problemas de los pacientes del «Doctor-al-que-le-da-miedo-la-sangre-y-por-eso-lo-largan-del-Mt-Sinai-de-NY» están sacados de capítulos de House, de Urgencias o incluso del truño Hospital Central. Aún así, vale para pasar el rato (aunque muchos de los personajes sean sólo pasables) básicamente porque no tengo AXN.

    A mi las que me han molado este año son «Acusados» y «Life» (no confundir con «Life on Mars» y la pésima copia que han hecho aquí en España llamada «La chica de ayer»). Y hasta aquí puedo leer…

  3. Pues yo tengo que decir que mi inicio con Lost fue de esos de «ella pone mucho interés pero yo no estoy del todo por la labor». La culpa la tenía la irregularidad. Había capítulos geniales y otros aburridos. Aquel tercer flashback de Kate hizo que empezara mi odio por Kate.
    Sin embargo, la segunda temporada me cautivó. Hubiera masacrado todos los flashbacks de la morena y alguno de los chinos, pero yo proclamé a los vientos (y creo que fui el único) que la segunda temporada de Lost era mejor que la primera. Una gran cosa jugaba a su favor: Desmond.
    La tercera temporada, sin embargo, estuvo a punto de hacer que lo dejara. Creo que rescato dos capítulos, o tres. El resto, morralla. Gracias a dios seguía Desmond por ahí, pero también les dio por hacer chorradas como meter dos nuevos losties que a nadie interesaron.
    Y llegó la cuarta. Para mi, la mejor temporada de la serie. El quinto capítulo, Desmond y su amor inquebrantable tuvieron gran parte de la culpa.
    Y esta quinta temporada… pues bueno, empezó bien pero ha ido flojeando y ahora empieza a tomar una forma cansina. Algo deben tener bajo la manga, me digo cada vez que acaba un capítulo, creo que para autoconvencerme más que por otra cosa…

  4. Tremendo tio… comparto tu punto de vista, y como tú aún mantengo la esperanza de que vuelva a ser como antes…

  5. «Nuestro último capítulo fue con Hugo y Miles juntos… ¿puede haber algo más patético?. Eso nunca nos hubiera pasado al principio.»…. nooo, claaaro, el capítulo de Paolo paralizado por una araña fue muchiiiiisimo más interesante que ver cómo grababan los números de la escotilla…..

  6. Chuscurro, me ha encantado tu post y además lo comparto al 99%, ese momento criticando a Star Wars, encima a su segunda parte.. no se como los frikis de ésta sagrada TRILOGIA (Las demás son basura) no han boicoteado la serie, es un insulto, una vergüenza. Creo que a éstas alturas.. voy a pedir la separación..

  7. Me ha encantado este post. Haré lo que sea para que todos mis conocidos (seguidores de la serie) lo lean.

  8. Yo estoy en el caso contrario. Mi gran crisis con Lost fue durante la cuarta temporada, donde no pasó nada de nada (solo se salva el capítulo de Ben y el de Desmond), la trama no avanzó y lo único que ocurrió fue el rescate, y ya lo sabíamos al final de la tercera.
    Ahora esto no puede ir mejor, adoro la quinta.

  9. Tu historia de desamor da mucha penita, Chuscurro, sin embargo…eso te pasa por enamorarte tanto!
    A mí la verdad es que aunque tuve mucha pasión al principio, no me ha costado nada desengancharme…Está claro que es mejor pasárselo bien y no esperar nada más, jeje

    Genial el post, como siempre

  10. La primera temporada fue espectacular, sin mencionar el inicio de la segunda aunque luego bajo mucho el nivel, al igual que el inicio de la tercera, pero luego a mitad de temporada la tercera agarro vuelo y a mi juicio supero a la segunda aunque por poco; la cuarta temporada si fue la mejor de todas, superando incluso la primera, pero debo admitir que esta quinta temporada parece una montaña rusa, viene un episodio que gusta mucho y luego vienen unos de bajo nivel =( sin embargo sigo enamorado de mi Lost. He dejado de ver Heroes y otras series pero jamas dejare de ver Lost (hasta el 2010 xD)

    Ademas el deliz del 5×13 que fue el episodio de relleno, ya lo habiamos tenido antes, asi que no juzguen, pues aun recuerdo los dos peores de la serie el 2×12 y el 3×09, y otros que fueron rellenos de gente pescando o jugando o cortando arboles o andando en camionetas o solo besandose. Pero eso lo tienen todas la series, siempre hay episodios «perfectos» y otros «terribles».

  11. Entiendo el desgaste. Sigue siendo mi preferida, pero estoy un poco más distanciada. Aunque me voy reencontrando con ella cada día más (el capítulo en que salía Windmore de joven me hizo saltar del asiento). Yo sobre todo me he distanciado de los personajes. Sawyer ha perdido mucho carisma, ya no hay ninguno que me tenga anonadada, ningún personaje que me enganche tanto como antes lo hacían. Pero aún así, sigo enganchadísima y aunque sea por lo que tuvimos, no dejaré de ser una Lostie hasta el final (^_^)
    besos.

  12. Pues yo esa crisis la pasé en el tercer año de relación y si superé eso creo que ya no hay nada que me haga dejarla, sobretodo cuando ya tiene fecha de caducidad anunciada.

    Semanas como esta que no hay visita suya se me hacen tan largas y desamparadas …

    Claro que yo también sigo viendo Heroes y Prison Break, así que creo que tengo alguna especie de trauma a abandonar lo que he empezado,jeje.

  13. Lost está decayeeeeeeeeendo….
    Eso sí, el peor capítulo de su historia sigue siendo el de Paolo y la otra… Que infierno.
    Por cierto, que buena recomendación con Pigmalión. Me ha gustado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.