Para ti, que eres mujer y hoy es tu día. Disfrútalo, pídele a tu esposo, padre o hermano que te saque a dar un paseo por el parque o que te lleve al cine. Deja por una noche el costurero y los fogones y disfruta de este día de primavera que nos ofrece el Creador (deja antes hecha la cena, eso sí).

No hagas caso a los que critican a nuestro ministro por gracia Mariana, se le ha malinterpretado por usar el concepto de violencia de género mezclado con el aborto. Es más, ¿qué haces tú leyendo las noticias en vez del 10 minutos?. Lo que quería decir Gallardón es lo que todos pensamos, que en España hay mucha pilingui. Además la violencia últimamente está un poco infravalorada, todos en el fondo sabemos que una ostia a tiempo quita mucha tontería.

Dios en su infinita justicia (por ende el negociado de don Alberto) no concedió a la mujer el don de la inteligencia, el talento y el ingenio pero la dotó de la mayor gracia posible, la de procrear y llenar este mundo de nuevas almas.

«Creced y multiplicaos» nos dijo, como conejas o Borbones, añado. Y si ya le habéis pasado por la derecha a los Ruiz Mateos u os ha salido una oveja descarriada y realmente hay que hacerlo, que sea de forma discreta y en Londres, como se ha hecho toda la vida (qué dirían las vecinas Virgen Santa).

Sed felices hoy, pero absteneos de disfrutar en el momento de la procreación, si es que vuestro esposo llega con ganas y no demasiado borracho de ver el fútbol en el bar.

Y para completar el día unas reflexiones de hoy, 8 de marzo de 2012, de Salvador Sostres en El Mundo (visto en El Ojo Izquierdo):

“Me gusta desayunar en silencio, sin que nadie me diga nada, leyendo los periódicos, saboreando el jamón y volviendo lentamente al mundo de los despiertos. Siempre en un bar, cerca de casa. Nuestras mujeres no entienden este proceso porque carecen de mundo interior y si algún día nos acompañan -pese a no haberlas invitado- se ofenden cuando en lugar de darles conversación o escucharlas cogemos un periódico y nos sumergimos con pasión en la lectura de cualquier página, por banal que resulte y aunque en el fondo no nos importe nada”

¡Feliz día de la mujer!

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.