Hola amigos,

No nos engañemos, el principal uso de Internet es perder el tiempo. Lo del sexo no es un uso, es simplemente su razón de existir. Si a nuestras ganas de perder el tiempo le sumamos la particular manera de entender la posteridad que tienen los americanos y su amor por la Familia, con mayúsculas, nos encontramos con un cóctel más explosivo que el Molotov.

Alguno se imagina eso de quedar un domingo para hacer la típica foto de familia americana y acabar con esto:

Pues los chicos de awkwardfamilyphotos.com no sólo lo imaginan sino que lo celebarn, lo publican, lo comentan y lo catalogan.

De verdad que esta es una web para pasar cientos de ojipláticas horas, no sólo con fotos de familia, sino también con fotos de promoción (eso que sale en las pelis y que me dicen que se está empezando a hacer en España también) o de celebración de triunfos deportivos (me imagino que este consideraba el rol y el WoW como deporte)

He ganaooooo!

O los que están orgullosos de sus mascotas y quieren que compartan con ellos la foto de navidades

No podían ser musulmanes mis dueños...

Y luego están los cachondos, que son graciosos aunque para mí tienen menos mérito que los anteriores, que no en su intención no estaba que la gente 20 años después la gente se parta la caja de ellos. No puedo llegar a imaginar el momento en el que alguien pensó que hacerse una foto así sería una buena idea.

Venid en vaqueros

En fin, que hay cientos de ellas, espero que os hagan pasar tan buen rato (perdido) como el que he pasado yo con esta web.

Saludos!

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.