Domingo 12 de Agosto de 2007, 09:46 AM, 39,36 grados latitud norte, 2,95 grados longitud oeste, un punto localizado en la provincia de Ciudad Real de ese pais antiguamente conocido como España.

Foto victima del terremotoSe produce un terremoto de grado 5,1 en la escala Richter, sus efectos más graves se traducen en el derrumbe parcial del techo del histórico teatro de Almagro y en la rotura por caída del cristal de la foto de la primera comunión en la casa del pueblo de una familia de Toledo. Sólo en las 24 horas siguientes se producen 18 terremotos de magnitud mayor que 4 (los que son perceptibles por el hombre), de los cuales 12 son más intensos que el ocurrido en España, y no ha sido un día especialmente activo en lo que a actividad sísmica se refiere.
Un día antes se había producido un terremoto una décima mayor en Marruecos, a sólo unos cuantos kilómetros al sur del terremoto de Pedro Muñoz (Fuente: www.iris.edu, interesante web por cierto). Sin embargo nuestro terremoto ocupa la mitad de los telediarios, grandes espacios en los periódicos, tiempo de radio ocupado con descripciones detalladas de cómo temblaban las lozas en las alacenas ¿Cuál es la diferencia entre ambos temblores? La diferencia es el Cuándo y el Dónde.

Respecto al Cuándo, durante el verano parece que el mundo se paraliza, y saltan noticias como la aparecida recientemente en distintos medios escritos y televisados: «el 18% de los hombres españoles se depilan», minutos de televisión en el telediario de las 9 gastados en metrosexuales orgullosos de su condición y en osos aún más orgullosos de la suya, escalofriante…

Claro que la alternativa son los sucesos salpicados de sangre color tinto de verano, revolcones en la casquería con entrevistas en falso directo a la abuela de la niña asesinada de un disparo, para preguntar si la quería mucho (T5, «está pasando», nominación para el Pulitzer ya!). ¿De verdad en agosto no pueden encontrar nada mejor? Busquen en Australia oiga, allí ahora es invierno.

Y luego está el Dónde, siempre está el dónde en sus dos vertientes, el «cómo de lejos» y el «cómo de pobre y sufrido». Siempre comento como anecdota algo que me ocurrió y que tan bien refleja esto de lo que quiero hablar hoy. Empiezo a leer a media voz los titulares de un periódico digital, «ciento ochenta y tantos muertos en un atentado…» la persona que tengo en frente se sobresalta: ¿que coño dices que ha pasado?, «un atentado en Irak», respondo, Ah! bueno, vaya susto…

Cuanto más lejos, menos muertos están los muertos, cuantas más desgracias les ocurren a los que sufren, menos sufren los que sufren, pues ellos ya están acostumbrados a sufrir…

¿Tendrán los periódicos unas tablas donde consultar la importancia de las noticias cruzando el cuándo y el dónde ocurren? ¿A esto se le aplicará un factor corrector de sanguinolencia y morbosidad?

Terremoto de San FranciscoEn fin, espero reconciliarme pronto con la humanidad en la paz de una cabaña dentro un bosque, perdido al borde de uno de los miles de lagos de Finlandia. Y si no, en breve estaré por Nueva York y San Francisco, que estos sí que saben de tragedias y terremotos…

Seguiremos contándolo.

Salud, República y feliz verano!

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Has dado en el clavo… Los criterios informativos de la gran mayoría de medios en la actualidad dejan mucho que desear. De ahí que uno decida aislarse de ellos o informarse a través de Internet y blogs como el nuestro donde existe el concepto más parecido a la libertad informativa.

  2. Cuanta razón compañero… ya no sólo en la prioridad de los dónde y cuando, si no en la calidad de la información que se nos ofrece en verano… La muerte de una mosca puede acaparar 2 min de telediario sin ningún tipo de problema…

    Saludos y a descansar en esas tierras de rubias donde vas!! (a mi se me acabaron las mías de momento)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.