Hein Verbruggen

Todavía preguntándome como es posible que haya personas con una ignorancia tal ocupando altos cargos administrativos a nivel internacional, leo una noticia que me deja perplejo. Hoy quedan aproximadamente 4 meses para que comiencen los juegos olímpicos que tendrán lugar en China, de hecho ya ha comenzado toda la parafernalia asociada a la llama olímpica como hemos podido ver por la televisión hoy mismo. Aun a pesar de que China es un país en el que no se respetan los derechos humanos, a pesar de que en él se oprime al Tibet de un modo salvaje en el que los muertos que aseguran se han producido las autoridades chinas haya que, casi con toda seguridad multiplicarlos por un factor próximo a 10 y a pesar de que encima todos estos hechos cuenten con la complacencia del COI, tenemos que tragar con una noticia que veo hoy en prensa que como español me duele.

Ya no es solo que dicho organismo respalde la falta de libertad que tiene implantado el régimen comunista del país oriental como hizo uno de sus miembros, el alemán Walther Tröger, quien asegura que: “quien vulnere la prohibición de publicidad o propaganda no autorizada en las zonas reglamentarias será excluido, en cuanto se haya investigado su caso”. Sino que ahora además, el presidente de la Comisión de Coordinación del COI, Hein Verbruggen, compara la situación que tiene lugar en el Tibet con la situación del nacionalismo vasco en España: “Si miro a las ciudades candidatas a los Juegos de 2016… ¿Debería el COI estar obligado a hablar, porque Madrid es candidata, de las pretensiones del País Vasco de ser independiente de España?”. Desacertadas y desacreditadoras palabras sin duda.

Lo que este caballero probablemente desconoce, entre otras muchas cosas a juzgar por sus palabras, es que en España existe una constitución votada democráticamente, algo que proporciona a los ciudadanos españoles la libertad de la que carecen los ciudadanos chinos. Además, aquí no se reprime a nadie, pues gracias a elecciones democráticas elegimos a nuestros dirigentes, es decir, España no es una dictadura, sino una democracia. Por otra parte sí existe una banda terrorista que reprime y mata a quien no opina como ellos, a quien discrepa de ellos, a quien hay que derrotar y a lo que palabras que insultan como las de Verbruggen no ayudan absolutamente en nada. Sus palabras son una ofensa a oídos de los familiares y amigos de todos los que en este país han muerto luchando por dicha libertad, pues esta colocando al verdugo en el lugar de la victima y asociando País vasco con independentismo, algo que afortunadamente es falso desde todo punto de vista

Por ultimo, me gustaría y espero, aunque para ser sinceros sin muchas esperanzas, la respuesta tajante y sin ambigüedades del presidente del gobierno español obligando a dicho miembro del COI a una rectificación publica bajo boicot español a los juegos de Pekín 2008.

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Definitivamente este pollo se piensa que los que vivimos en la zona centro de España nos dedicamos a oprimir a los de la periferia por deporte.

    Como diría un jefe que tuve en una etapa anterior: «Sí, es cierto (dirigiéndose a algún vasco, catalán, gallego u otro independentista recalcitrante), yo me levanto por las mañanas y lo primero que hago es dedicar una horita más o menos a oprimir al pueblo vasco. Luego voy al trabajo, y antes de ir a comer me dedico otra horita a oprimir al pueblo catalán. ¡Como si no tuviera otra cosa que hacer!» Y solía terminar con un sonoro «¡A mamar!» que dejaba claro que en este país la opresión, si la hubiere, es sin cafeína y cero calorías dando el valor que tienen a los comentarios sobre fuerzas de ocupación, etc.

    Por cierto, que a mi en el fondo me da igual. Si quieren ser independientes que lo sean, pero que no vengan a pedir dinero. La autofinanciación es el camino, hermanos.

    Dimitri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.