Mientras España permanece inmovilizada por la huelga de transportistas, veo este gráfico, y me echo a temblar.

Es el momento de reflexionar sobre lo que se nos viene encima.
En nuestra infancia, nos enseñaron los nombres de las diferentes épocas que la humanidad ha recorrido. La Edad del Hierro, la del Bronce, la Edad Media, el Renacimiento, la revolución industrial, etc. Hasta ahora conocíamos nuestro propio tiempo como la edad contemporanea.

Creo que esta edad ya ha terminado, y es hora de ponerle un nombre. Este nombre es la Edad del Petroleo.

Durante 100 años, hemos utilizado los recursos naturales a nuestro antojo y capricho, multiplicando el total de población en el mundo desde 1500 millones de habitantes en el año 1900, hasta los más de 6000 millones que somos en la actualidad. Este crecimiento hubiera sido imposible sin los combustibles fósiles (ref).

Ahora nos enfrentamos a un punto de inflexión completamente nuevo, a medida que el precio de estos combustibles hace inviable su explotación desde un punto de vista económico.

Durante años, nos han tranquilizado con promesas de fuentes de energía alternativas. No dejeis que os engañen, la energía solar, la eólica, nuclear, etc, no son ni serán capaces de cubrir nuestras necesidades energéticas.

Y la gran mentira final, los vehiculos con celula de Hidrógeno. ¡¿De donde vamos a obtener la energía necesaria para producir este hidrógeno?!

No olvidemos que el petroleo no sólo mueve nuestros coches. También lo estamos pagando con el resto de artículos del día a día, que se fabrican con compuestos de Hidrocarburos, gracias a la energía que obtenemos de centrales térmicas, se distribuyen por carretera, etc.

Mientras tanto, todo el mundo gana. Las petroleras suben los precios, y obtienen beneficios record. Los artículos de primera necesidad suben de precio, y los distribuidores obtienen más beneficios. El precio del dinero sube, y los bancos obtienen más beneficios que nunca. Sólo el ciudadano de a pie se siente cada vez más esclavo de sus deudas.

Hay amargura en esta situación. ¿Para que necesitan tantos beneficios? ¿Que podrán comprar con su dinero cuando no quede nada que comprar? Se me viene a la mente un celebre cuadro de Goya, Neptuno devorando a su hijo.

Sólo surjen interrogantes. ¿Qué sucederá cuando la gente no pueda pagar la gasolina necesaria para ir a trabajar? ¿O la necesaria para calentar la casa en invierno? ¿O la comida diaria?

Ahora mismo, llenar el depósito de un coche cuesta el doble que hace cuatro años. Si me estoy gastando 160€ al mes para ir al trabajo, ¿que sucederá cuando necesite 300€ o 400€?

Resulta irónico que ante esta situación el tercer mundo esté mejor preparado que el primero. Una de las tendencias ante la situación que se nos avecina será volver a la economía local y rural, en el que cada uno cultive lo que necesite e intercambie bienes con su vecino. Y nosotros no estamos preparados para este tipo de economía. Quizas la crisis energética sea el gran igualador.

Todavía no tengo nombre para la edad que comienza ahora. Espero que dentro de 100 años haya alguien que pueda ponerle un nombre. Y este sea la Edad de la Razón.

Publicado por Aportaciones

Utilizamos este usuario para publicar todos los artículos escritos por autores que no pertenecen a decabo.com, pero han querido aportar o colaborar con nosotros.

Únete a la conversación

7 comentarios

  1. Esto se hunde. Muchas gasolineras se están quedando sin gasolina, y en Madrid la huelga de transportistas está paralizando la ciudad. Esto puede derivar en algo muy serio, una fecha para recordar, aunque en este caso no para bien…

  2. Cuánta razón tenéis ambos dos. Esto es una implosión del mundo tal como lo conocemos a la era de Mad Max (escaramuzas por la gasolina y cultivando en el huertecito los víveres necesarios para subsistir…)

  3. Acabo de sufrirlo en mis carnes. 1 hora para repostar en la gasolinera Cepsa de Corazón de María (Madrid). Según me han dicho los operarios, llevan así ya todo el fin de semana. Colas de más de 500 metros bloqueando carreteras y cruces. Si puedo luego subo una fotillo…

  4. Tristemente ese cuadro de Goya viene al pelo… como no se ponga fin a esto no sé donde vamos a llegar, espero no pensarlo y como dice DeCabo no tener que recordar esta fecha por nada bueno.
    Yo a este paso pierdo dinero yendo a currar!

  5. La verdad es que es momento de replantearse nuestro modo de vida. Yo de momento me he buscado el nuevo trabajo a menos de 5 km de casa,jeje.

    Es que llegará un momento en el que no compensará ir a trabajar …

  6. La gente enloquece con una facilidad increible. Efectivamente, algunas gasolineras se quedan sin combustible pero no por falta de suministro, sino porque la gente está acaparando gasolina, llenando garrafas y haciendo que la demanda aumente y de paso acabe subiendo más el precio. El acabose.

    Y nosotros tenemos un pase aún, Europa podría sobrevivir sin coches más o menos, pero los USA no tienen un transporte público comparado al nuestro, y a 4$ el galón de gasolina la gente está empezando a vender sus trolebuses y empezando a comprar vehículos híbridos.

    Allí, en el Madison Square Garden pude escuchar a REM cantando la sigiuente profecía:

    It’s the end of the World as you know it

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.