No podía dejar pasar por alto el Blog action day. Así que hoy, que todos los blogers vamos a escribir sobre el cambio climático dentro de esta estupenda iniciativa global, yo he querido buscar un ejemplo más local: Las Tablas de Daimiel.

Las viejas historias de agricultores engullidos por una poza, carro de bueyes incluido. Las familias que vivían de la pesca del cangrejo y que se movían en barca por el parque cual venecianos en góndola. El orgullo de tener el nombre de tu pueblo asociado a un parque nacional. Todo eso se fue.

Y ya sólo quedan los recuerdos de mis abuelos, de mis padres, de mi infancia anegados por el agua de la memoria que antes bañaba Las Tablas. Sólo queda la curva de la N-420 con ese cartel fantasma que señala unos inexistentes Ojos del Guadiana, que todos estudiamos en el colegio pero que nadie de mi generación llego a ver. Queda sola la tristeza sin lagrimas, porque hasta la tristeza es ahora árida y seca.

Las causas son muchas y el debate sobre ellas tan estéril como las tierras del parque. Pero hay un solo responsable: el hombre. De nuevo: tú y yo.

tablas-de-daimiel


Las Tablas de Daimiel han sido noticia está semana porque arden por dentro. Aunque para mí que no es que se incendien, es que están que echan humo.
Estuve hace poco allí y miraba su paisaje como el que mira el foro de Roma. Lo miraba con la imaginación no con los ojos. Lo miraba y veía lo que fueron un día, lo que nunca, probablemente, volverán a ser.

Por desgracia son un ejemplo de la realidad del cambio climático, de la realidad que muestra que podemos destruir el planeta abusando de sus recursos sin miramientos. En menos de medio siglo nos hemos cargado, sin más razón que la avaricia y ánimo de lucro uno de los humedales más importantes de Europa. Y si no hacemos algo no tardaremos en cargarnos el resto del planeta. ¿Qué nos impide hacerlo? ¿Quién nos lo impide? Gobiernos e instituciones internacionales son esclavas del capital… no esperemos nada de ellos. La solución a este problema la tiene esa persona que ves cada mañana en tu espejo.

Y esa es la buena noticia, que está en nuestras manos impedir que Las Tablas sean sólo un error humano y no el anuncio de un futuro desierto de esperanza, desierto a secas. Hay miles de pequeños detalles nuestros que pueden ayudar a la Tierra. No los subestimemos. No dejemos que nuestros nietos sólo puedan visitar con la imaginación los lugares que nosotros hemos conocido. Conservemos este maravilloso planeta.

Tú eliges con cada gesto. Piensa, y elige lo correcto. Simplemente, piensa. Y seguro que elegirás lo correcto.

Quizá mis nietos no puedan disfrutar de Las Tablas que disfrutaron mis abuelos, pero haré lo que esté en mis manos para conservar para ellos nuestro precioso planeta, y si todos hacemos lo mismo…. No habrá entonces nada que temer.

Publicado por Chuscurro

Me gusta el humor y si es surrealista, mucho mejor. De pequeño soñaba con ser albondiguero, pero como los oficios tan especializados tienen poca salida en época de crisis, me tengo que conformar con ser bloguero con gorro de cocinero. Sígueme @chuscurro

Únete a la conversación

6 comentarios

  1. politicos que destrozais el medio ambiente!!! y no os importa el futuro de las siguientes generaciones, ya es demasiado tarde!!!, murcia se ha llevado el agua, y lo cientos y cientos de pozos subterraneos que habéis consentido a lo largo de la vida han acabado con este rincon tan maravilloso que era, de la biosfera…mis hijos ya no podran ver esta maravilla por vuestra culpa…vamos arreglaos con vosotros…

  2. hoy es un dia triste para el medio ambiente»Cuando se haya extinguido el último animal, callado la última ave, contaminado el último río y talado el último árbol, el hombre se dará cuenta que no puede comer el dinero»
    apuesto a que todo esto ha sucedido por el poder y el dinero, ¿que harán las confederaciones hidrograficas cuando no haya agua….¿todos al paro…?
    seguir asi, malgastando el agua pa regar los tomates…vereis que pronto los entornos naturales como éste iran desapareciendo…

  3. de cambio climático, nada….de nada…todo esto es culpa del que no se puso manos a la obra en su momento….

  4. Hace algo mas de 40 años que el inolvidable Felix Rodriguez de la Fuente escribía en revistas y difundía por la televisión, que las Tablas de Daimiel y las Lagunas del Ruidera estaban comenzando a morir. Que con la proliferación de pozos, con los regadíos y deseación de los humedales para la siembra y urbanizaciones, todo el entorno cambiaría.
    Así ha sido, ahora no nos sorprendamos, todo el mundo lo sabía, los vecinos de allí, que se han servido de la naturaleza y los políticos, que gracias a dejar pasar el tiempo sin modificar nada, han seguido teniendo sus votos.
    Ahora ya es tarde. La solución es difícil, pero creo que no consiste en pedir agua de los trasvases, porque este agua será para continuar con los regadíos. El parque ya hace tiempo que dejó de ser un parque.

  5. LA última vez que estuve en DAimiel, se me cayó el alma a los pies. Hace unos dos años. Una vergüenza. No sé si la cosa ha mejorado y hay más agua y si los agricultores / políticos han tomado conciencia.
    Para promocionar y/o denunciar áreas naturales, últimamente estoy viendo iniciativas interesantes. La última, en Boo Noir realizan un concurso de foto para aficionados, en donde si te eligen puedes colgar con tu foto un texto promocional o de denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.