No quiero dejar pasar esta fecha sin hacer una breve reflexión sobre este tema tan grave e invitaros a que hagáis lo mismo.

Violencia 1

Durante el último año, 49 mujeres han muerto asesinadas a manos de sus parejas. Son 14 menos que en la misma fecha del año pasado; sin embargo, todavía son demasiadas. Las estadísticas no engañan: hay una inquietante proporción de chicas jóvenes escondidas detrás de estas cifras: cuatro de las víctimas tenían menos de 20 años y nueve estaban en la veintena. En cuanto a los agresores, diez de ellos tenían menos de 31 años.

¿Qué nos pasa? Nuestra generación y las siguientes, hablo de los nacidos en los años 70, 80 y 90,hemos crecido en libertad, nos hemos librado de la dictadura y de la mayoría de los dogmas que atenazaron a nuestros padres. Hemos tenido una buena educación, hablamos idiomas, viajamos, ¡somos JASP! Y sin embargo, repetimos las nefastas conductas de nuestros abuelos. Hay machismo en adolescentes de 15 años que se comportan como en las telenovelas más trasnochadas. La actitud “eres mía y de nadie más” y sus terribles implicaciones sigue vigente y disfrutando de una excelente salud y no parece que la cosa vaya a cambiar.

Violencia 2

Como mujer, me estremezco cada vez que escucho en los telediarios una noticia de este tipo. Como hombres, ¿qué sentís? ¿Os imagináis que fuera al revés? 70 hombres muertos al año a manos de sus novias o mujeres…Pensadlo un momento.

El camino y la tarea que tenemos por delante es un trabajo en equipo, hombres y mujeres, de toda la sociedad. Hemos hecho un gran avance hacia la tolerancia cero para los maltratadores, pero me consta que todavía estamos bastante lejos. Por ello es necesario no mirar para otro lado en caso de que tengamos cerca una situación de este tipo. Es nuestra responsabilidad.

Lo dejo aquí con una frase que podía leerse en una de las primeras campañas a este respecto, en un día como hoy, hace ya algunos años: “La violencia de género SÍ es asunto tuyo”

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Una mujer que se esconde,
    que oculta daños a todos,
    evita mostrar los golpes,
    se encuentra hundida en el lodo,
    acumula las lesiones…
    y se hunde más en el foso.

    Suena la puerta. La llave.
    Entra. Ruido. Se acerca.
    Hoy ha bebido. Y lo sabe.
    Una puerta que se cierra.
    “¡Niña!¡Golfa!¡Mala madre!”
    Pasos. Golpes. Ya se acerca.
    “¿A dónde fuiste esta tarde?”
    “A ningún sitio”- Contestas.
    Temblor en la voz. Que pare.
    Lloras. Temes. Gimes. Rezas.
    “Por favor, que no me mate”.
    Ya llegó. Abre tu puerta.
    No sabes cómo mirarle.
    “¡¿Qué haces?! ¡¿Por qué te encierras?!”
    Solo tratas de explicarte.
    Primer golpe. No lo yerra.
    Huyes. Tratas de escaparte.
    Te ha cogido. No te deja.
    Y ya ha vuelto a golpearte.
    Caes al suelo. Te ves muerta.
    Ojalá se canse antes.

    Te desprecia. No te quiere.
    Siempre quiere controlarte.
    No es amor lo que te tiene.
    Los celos no son garante.
    No lo hagas. Ni lo pienses.
    Decídete a denunciarle.
    Te echaste atrás otras veces.
    Y ya ha vuelto a maltratarte.

  2. Es indeseable

    tanto martirio a la mujer;
    cuando esta saca a flote su natural estima;
    el hombre más macho que persona,
    la vida le arrebata.

    Por romper las cadenas culturales,
    prepotentemente diseñadas por el hombre;
    negativamente potenciado,
    por las religiones todas.

    Que si no lleves tacones altos, u…
    el busto llamativo, o…
    no salgas a la calle sin el trapo en la cabeza.

    Por imperativo de justicia,
    desde hoy ¡ya!, quiero en la enseñanza toda;
    asignatura que combata tanto crimen.
    11 05 31

    Miguel Segovia Aparicio, Vélez Málaga, 1945

    Inauguración EXPOSICIÓN, el 25 de noviembre de 2011,
    ( día contra la Violencia doméstica )

    en la Biblioteca Central Metropolitana,
    TECLA SALA, L´Hospitalet, Barcelona
    En 2009 fue aquí
    http://avbellvitge.wordpress.com/2009/11/20/poemes-visuals-de-miguel-s-aparicio/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.