Hola amiguitos,

Acudo a mi cita semanal con todos vosotros habiendo comprado el Guitar Hero World Tour hace escasamente 1 hora, y venía pensando en cómo han cambiado las cosas con esto de los juguetes. Actualmente los niños basan su ocio en las consolas e Internet, en mis tiempos de niño también había una consola, pero se llamaba Atari y sólo la tenían 4 privilegiados. También estaban las «maquinitas» LCD, de esas si que teníamos todos un par de ellas, ¿os acordáis de estos cacharros?

Maquinita

El caso es que jugábamos más con otro tipo de cosas, mucho menos sofisticadas pero igual de divertidas. Para mí el Tente y los muñecos de Star Wars que regalaban con la pasta de dientes Colgate fueron mi principal forma de pasar el tiempo. Nunca comprendí lo de estos muñecos, valía 3 veces más el muñeco que la pasta de dientes, y mi hermano y yo nunca nos hemos cepillado tanto los piños, intentando que la pasta se acabara cuanto antes.

Pero el Tente, la versión española del Lego, era mi preferido. Me encantaba construir barcos lo más largos posible y casas y vehículos espaciales… El Tente ha dejado de fabricarse, pero echadle un vistazo al catálogo del año 77, yo tenía muchas de esas cajas, pero las piezas las guardaba en un tambor de detergente, de esos que eran redondos, y lo tenía casi lleno hasta arriba. En fin, ahora que somos mayorcitos tenemos muebles de IKEA ¿no?

tente

Pero seamos realistas, muchos de los juegos eran una castaña. Vosotras las chicas ¿No teníais un cacharro de esos con tres ruedas para pintar vestiditos? Entre mis compañeras de colegio causaba furor, aunque yo nunca le vi la gracia. Como tampoco se la veía al Tragabolas, lo tenían unos amigos míos y a parte de se rompía a la mínima, siempre acababas a tortas con alguno porque «había hecho trampas». Igual el comer bolas sólo era una excusa y la finalidad verdadera del juego era cascarte con tus colegas.

Tampoco me gustaba el telesketch, era super complicado y no había manera de hacer nada que no fuera un churro después de un buen rato de pegarte con las ruedecitas de los huevos. Pero mirando por ahí he visto que hay pirados que hacen auténticas obras de arte con el cacharrito de marras (hay gente pa to).
vestiditostragabolastelesketch

En fin, este tema de los juguetes da para mucho más, decidme cuáles son vuestros juguetes preferidos de aquel entonces y los podemos analizar en un próximo Rimembe, pero por hoy ya está bien, que ya estoy ansioso por darle un rato al Guitar Hero :)

Un abrazo juguetón rimembeadores!

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Qué buenos recuerdos traes siempre !! Yo no era de Tente, siempre fui de Lego, tenía naves espaciales, castillos medievales… sólo de pensarlo… ¡qué felicidad me entra! yo hacía como tú, tenía un tambor enorme con todas las piezas y me gustaba construir cosas de mi invención. ¿Te suena mecano? no, no el grupo, era también un juego de piezas, pero éstas eran de metal y llevaban incluso motor para construir algo motorizado…

    De pequeño también le saqué mucho jugo a los He-Man, al ¿Blandiblu?…, la verdad es que consolas no tenía… prefería bajarme a la trasera de mi casa con el monopatín, un balón de fútbol y los amigos ;-)

    El tragabolas lo tenía mi prima en su casa, y jugábamos cuando me quedaba allí a dormir. ¿Y el operación? ese juego que había que sacar huesos a un paciente sin que se despertara (encendiera una luz roja), me ha hecho mucha gracia porque lo he visto anunciado ese año por televisión… 20 años después…

    Como tu dices me tengo que dejar 40 por el camino, pero espero que los saques tu para otro rimembe. Grata sensación me has dejado :-)

  2. Yo tenía una maquinita de un africano que tenía cruzar un puente sin que le comieran los animales…Llegué a estar dos horas seguidas sin ser devorado.

    Aunque para juguetes, los Clicks de Famobil (¿se ha hecho un especial? lo merecen). El barco pirata mi más preciado tesoro… hasta que mi sobrino, cual huracán, lo destrozó.

    El que quise tener y por uno u otro motivo no tuve, Laberinto de MB.

    Aunque sin duda con lo que más disfrutaba era con… las chapas. Reclamo otro especial. Esas porterias con cajas de zapato, esos garbanzos de reglamento, esas vueltas a España (recurvilla no vale)…. sniff, sniff

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.