cuatro-amigosHoy quiero hablaros de Cuatro amigos, de David Trueba. Una novela que, como su propio nombre indica, trata de la vida contemplativa de unas monjas de clausura en un convento del siglo XVI…..o bueno, quizás no, pero, a que si fuera una traducción del título de una película en inglés me hubierais creído? Jeje

En realidad, esta historia comienza un verano cualquiera, cuando cuatro amigos veinteañeros deciden alquilar una furgoneta para embarcarse en un viaje disparatado y sin rumbo que les llevará a los sitios más insospechados de la geografía española y al mismo tiempo a descubrir partes de ellos mismos que no conocían o que habían elegido ignorar.

Durante este viaje, se suceden una serie de situaciones desternillantes, y en algunos casos hasta absurdas. La novela, escrita en tono coloquial, trata de la amistad entre cuatro chicos que, aunque son inseparables, no pueden dejar de darse caña los unos a los otros; y nos muestra los problemas de cada uno así como sus relaciones con las mujeres, que son por cierto, bastante variopintas.

Al leer este libro, tienes la impresión de conocer ya a sus protagonistas, o por lo menos, de que te resultan familiares. Cuatro amigos son Claudio: el guapo y chulo que aparentemente es el más seguro de sí mismo, Blas: el gordito gracioso lleno de complejos, Raúl: el quejica del grupo y Solo: personaje angular de la novela, es el más carismático e inteligente aunque también bastante atormentado. Además de ellos, hay varias mujeres importantes en la historia, pero no quiero daros detalles sobre los personajes femeninos porque le quitaría parte de su gracia y misterio. Al fin y al cabo, lo que pretendo con estos artículos no es destripar las novelas, sino provocaros el gusanillo de la curiosidad para que las leáis. Sólo comentaros (para convenceros definitivamente :D) que el sexo está bastante presente en el relato, como no podía ser de otra manera en una novela que trata de veinteañeros.

furgoneta

A pesar del aparente tono distendido del texto, y dejando de lado las peripecias, juergas y gamberradas de los protagonistas, el libro da qué pensar. En mi opinión, el factor que hace que esta sea una gran novela, y que guste a todo el mundo que conozco que la ha leído es lo cercana que nos resulta. Me explicaré: cuando un  libro habla de cosas que tú has vivido o sentido, cuando logras identificarte con algún personaje de la historia, conseguirá entusiasmarte y mantenerte pendiente durante toda la lectura, como si en las vivencias de esas personas inventadas pudieras encontrar las respuestas que buscas sobre tu propia vida.

Eso es lo que a mí me ocurrió cuando leí “Cuatro amigos» algunos años atrás; y lo que hace que, aunque haya pasado el tiempo, siga acordándome de él a la hora de recomendar una novela. Aunque los cuatro personajes principales sean masculinos, las dudas, los actos impulsivos, los sentimientos, las alegrías y los errores de los que habla, son comunes y universales.

Por eso creo que si te encuentras en esa edad entre los veinticinco y los treinta y pocos en la que te cambia la perspectiva de tantísimas cosas; si alguna vez has sentido que la juventud no iba a ser eterna, que acababa una época en tu vida pero no sabías muy bien qué vendría a continuación ni hacia dónde tirar; y además quieres pasar un rato entretenido y echarte unas buenas risas, vas a disfrutar mucho de esta deliciosa, divertida y a veces triste historia.
Os deseo buena lectura!

Únete a la conversación

11 comentarios

  1. Genial el post, me han dado ganas de volver a leerla ;-)
    Suscribo todas tus opiniones, además me encanta David Trueba, casi más como escritor que en su versión cinematográfica (que me gusta mucho pero un pelín menos.

    Seguiremos atentos a tus recomendaciones.

  2. Joer, a mí me tb me ha picado el gusanillo ese que dices! ;-) este si que me lo apunto, y además delante del que comentaste el otro día.

    Se te da bien esto compañera… ;-) enhorabuena!

  3. A mi me has despertado el gusanillo hasta que he caído que era de David Trueba.. venga va.. le daremos una oportunidad ;-)

  4. Pues si… coincido plenamente…. yo fui uno de los recomendados y la verdad es que el libro no decepciona, fácil de leer, muy ameno y con toques de profundidad si lo quieres llevar un poquito mas allá, definitivamente un gran libro…

  5. Excelente novela. Me encantó leerla y releerla.
    Anoche estaba realmente agotado. Me acosté a las 23h con la intención de leer un par de páginas y quedarme en brazos de morfeo unos minutos después, pero a cambio de eso acabé alojándome en el interior de la novela hasta tal punto que me creí el protagonista y todo. Con nuestras diferencias, pero con ese halo de familiaridad entre sentimientos y contradiciones que casi consigue derrumbarme de pena. A las 02:31 a.m, ya totalmente desvelado, clausuré una de las historias mas bellas que jamás había leído. Con sus peculiares protagonistas ridiculizando y ensalzando la amistad, con sus crisis y su exasperación, sus payasadas y su lealtad. Sus enfrentamientos, su distanciamiento e involución. Las miles de historias entrelazadas, el recuerdo siempre presente del pasado y las ocasiones perdidas.

    Un saludo.

  6. Vaya! Cuando se crece, resultado del paso de los años, te enfrentas al adulto que el niño desconoce. El niño intenta saber de él, pero el adulto está tan perdido que hasta desconoce al niño que le precede… ni uno ni otro saben las respuestas, ni uno ni otro, han estado nunca. En esta mezcla de espejismos, esperamos encontrar el camino, nos atamos a lo que tenemos, aunque se espera que tengamos algo más. Yo he superado la treintena, acabo de poner un cuatro delante de mi edad, sigo perdida…
    Soy mujer, y entiendo a los cuatro amigos, como si de hombre se tratara, igualmente a nosotras se nos pone el camino por delante… igualmente queremos irnos de viaje juntas para siempre, con nuestras cosas, igualmente tememos…
    Estas temeridades no pasan… nos seguimos equivocando o no…
    Dejamos de ser niños, para ser mayores, y de pronto, no somos ni una cosa, ni por supuesto lo que se espera de la otra.
    Locuras.
    Me encanta Trueba.
    Espero encontrar la forma de entender, cuando he dejado de ser la chica de 8º curso, para encontrarme ante el pespejo con la misma chica, mas mayor… por dentro y por fuera…

  7. Antes de ayer terminé de leérmelo y la verdad es que el final no me gustó. Supongo que un final normal es el que le corresponde, por tratarse de historias normales, pero no sé, me quedé con ganas de más.

  8. Ya sé como dices, Boticaria. Después de leerlo se queda una con las ganas de saber qué más les pasa a estos cuatro y de seguir acompañándoles en sus aventuras.
    Es verdad que el final podría haber sido otro, pero yo creo que es el que más pega con la realidad..lo que tú comentas de las historias normales.

  9. a mi me está encantando …. tanto q he estado buscando en internet comentarios sobre el libro. David Trueba me parece genial, lo descubrí tarde con el libro «Saber perder» … buenísimo también.

  10. Me han recomendado mucho este libro. Pero me da un poco de ‘miedo’ leerlo. Y la razón principal quizá sea porque casi todos me la recomiendan por lo mismo y son cosas parecidas a las que dices en el blog: la posibilidad de reconocerte. Pero frases como ‘el sexo está bastante presente en el relato, como no podía ser de otra manera en una novela que trata de veinteañeros’ me echan para atrás. La gente tiende a pensar que su experiencia personal es medida, no ya de la normalidad, sino de la corrección. Y temo buscar una novela que hable del tránsito de la juventud y encontrarme con una que hable de una juventud muy concreta y demasiado generalizante y excluyente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.