El Rimembe del Vienne, Black Box

Hola a todos otra vez,

En esta segunda entrega del “Rimembe del Vienne” me gustaría hacer un pequeño monográfico a Black Box, un grupo que con sólo cuatro éxitos marcó por completo cómo sería la música del resto de la década.

El primero de estos temazos es el incombustible Ride on Time, que les lanzó a la fama y cuyo estilo fue copiado e imitado con diferente suerte por muchos otros grupos (hay quien podría decir que ellos se imitaban a sí mismos y que no hicieron 4 canciones sino que hicieron 4 veces la misma canción, cuestión de opiniones):

Los teclados de Mirko Limón, acompañados de los arreglos del DJ italiano Daniele Davoli, del profesor de clarinete Valerio Semplici y sobre todo de la voz impresionante de Catherine Quinol sonaban en todos los garitos por aquel entonces, daba igual que fueras a la discoteca más de moda que a un garito de Moncloa a tomarte unos minis de leche de pantera.


Poco después del Ride on Time, que estuvo como número 1 en media Europa y triunfó en USA, sacaron otro tema mil veces versionado, el I don’t know anybody else, algo que sonaba como esto:

A pesar de no ser el bombazo del single anterior se hincharon a vender discos y sacaron el Everybody Everybody, con el que esta vez volvieron a cruzar el Atlántico y se convirtió en su segundo éxito en los USA.

Y el cuarto tema para el recuerdo de Black Box, Fantasy, significó un pequeño cambio de estilo con un ritmo más tranquilo y más soul que no acabó de cuajar y supuso (revivals y versiones a parte) el fin de Black Box como grupo de éxito mundial, aunque su estilo está en muchas de las cosas que produjeron después.

Y hoy lo dejamos aquí, algo ligerito pero seguro que también cargado de buenos recuerdos. La semana que viene volveremos con algo un poco más divertido y personal.

Saludos y buen finde para todos!

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Únete a la conversación

4 comentarios

  1. «Ride on Time»,que buenos recuerdos me trae, la tenía ya olvidada, anda que no la he bailado cuando empezaba a ir a las discos, jejeje. Recuero tener el casette, seguro que aún esta por casa de mi madre en alguna caja de mi habitación.

  2. hola,soy guillermo de argentina y amo la musica de los 80 y todo lo clasico,yo opino que black box tenia buenos temas «ride on time» y «fantasy» son los dos mejores temas,pero segun tengo entendido,catherine quinol no era la que realmente cantaba,ella ponia voz,una cosa similar a los milli vanilli,pero igual estaban buenos sus temas,ahora quinol es diseñadora de modas,segun habia escuchado.

  3. La música que nos dejaron es fantastica pero he de decirte que NO CANATABA CATHERINE QUINOL, EN REALIDAD ERA LA VOZ DE MARTHA WASH LO UNICO QUE PONÍA CATHERINE ERA SU SENSUALIDAD.
    INFORMATE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.