¿Pues no va a hacer ya 8 años que empezamos con el blog? El tiempo vuela cuando estás en buena compañía. Y es por ello que el señor Decabo me pide que os haga un top 5 de mis posts durante estos 8 años que llevamos juntos.

Difícil tarea, no porque me lo haya pedido (ejem) de ayer para hoy, sino porque cada uno ha tenído un poco de mí en él, ha tenido que ver con mi situación en la vida en cada momento y en estos 8 años muchas cosas han cambiado.

Pero no nos vamos a poner nostálgicos, o mejor sí, porque sin duda la serie de artículos que más éxito han tenido de los que he escrito son, de lejos, los rimembers del vienne. Tirando un poco de nostalgia y un mucho de humor (intentándolo al menos), hemos repasado música, series de TV, carpetas de quinceañera y hasta recetas de cocina.

Pero si me tengo que quedar con uno, me quedo con el que escribí hace 6 años sobre cómo se ligaba sin teléfono móvil. Me gustaría ver a la gente del Tinder en semejantes situaciones. Está mal que lo diga yo pero… leedlo, que os vais a reír un rato

¿Teléfono? El de mi casa que diría ET

Y de lo que no nos reíamos tanto era de cuando escribíamos de política algunos de los de aquí. Yo dejé de hacerlo porque despertaba las bajas pasiones de la gente y era complicado mantener una conversación interesante, salvo en honrosísimas excepciones como era discutir con Sylar. Pero me acuerdo que intenté ponerle un poco de guasa y hasta llegué a escribirle canciones al capitalismo y a ZP (Dios le tenga en su gloria)

Tribulaciones de un idealista en tierra capitalista

Vaya frikada de canción, pero no es que lo raruno me sea ajeno. Uno de mis primeros posts fue sobre las por aquel entonces desconocidas bicicletas plegables. Hace 8 años era una marcianada ir por Madrid en bici, y encima que fuera plegable era ya de otra dimensión. Pues ahí estaba yo dando pedales, creando tendencia, chupaos esa hipsters.

Se busca nombre para bici plegable

Y ahora voy a trabajar cada día en bici, pero ya no en Madrid, en Suiza. Y fíjate tú que hace 8 años escribíamos sobre la ciudad en la acabaría viviendo, Basilea. Madre del amor hermoso… y hermosos estábamos señor Decabo, no os perdáis las fotos llenas de trofollismo y estofadez.

Basilea, una ciudad con encanto

Y para acabar algo distinto. A veces las cosas en las que pones más esfuerzo no son las que más éxito tienen. Mi artículo más exitoso en visitas es el que menos me costó escribir, el de la chorrada de camiseta de Gandalf y Magneto. Por eso he dejado para el final el pequeño cuento que escribí en 2011 sobre Google. Ya la liamos un poco parduzca con otro artículo sobre estos señores nada menos que en 2008, y mira que ha llovido, pero parece que el mundo va en esa dirección. ¿Seré el nuevo Julio Verne? ¿Os imagináis que el cuento fuera premonitorio?

Androides de Cromo

Lo dicho, muchas cosas han cambiado, muchas de ellas a mejor, a mucho mejor, pero lo que no han cambiado son nuestras ganas de que nos sigáis leyendo… y que seguimos siendo unos amigos que escriben de vez en cuando :)

¡Nos vemos en 8 años!

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Únete a la conversación

4 comentarios

  1. La verdad es que han sido 8 años que han dado para mucho, y mucho crecimiento personal (porque de las fotos basiliscas mejor no hablamos…). En cualquier caso me alegro de celebrarlo junto a vosotros y que sigamos haciéndolo, aunque sea en este nuestro rinconcito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.