De vez en cuando tengo reflexiones absurdas sobre temas totalmente intranscendentes y triviales que a priori no tendrían ningún interés social pero que al final son un retazo mas de la sociedad. Mi reflexión sobre la ropa interior de los “jefes” surge de una conversación nocturna con el jefe “De Cabo” en la cual mostraba sus preferencias en cuestión de calzoncillos. Tranquilo jefe que no voy a llevar a cabo mis amenazas y no voy a revelar ni los términos de la conversación ni las fotografías, a cambio claro de…

Dejemos mis chantajes a parte y entremos en cuestión. Mi pregunta es: ¿la ropa interior es un condicionante social? Es decir, mi duda se refiere a si utilización de determinada ropa interior, léase calzoncillos en el caso del género masculino o bragas – y todos sus derivados – y sujetadores en el ámbito femenino está condicionada por la personalidad del sujeto o por el contrario es su ropa interior la que puede condicionar esa personalidad. Y sobre todo, si la decantación por uno u otro tipo de ropa interior supedita en cierto modo la toma de decisiones de los grandes jefes políticos a nivel mundial.

DKlein

Yo personalmente creo que hay una importante relación entre interior y decisión, que como todo en la vida, la utilización de una ropa mas o menos atrevida o conservadora es una muestra del carácter y del tipo de ideología de una persona y de las decisiones que se toman. Pero más allá de esta obviedad, el conservador es conservador y el progre utiliza ropa progre, creo que el tema merece un análisis en profundidad.

Vayamos pues a un caso que puede ejemplificar a la perfección mis dudas en torno a este argumento interiorista. Una mujer como Condoleezza Rice, sobre la cual no voy a hacer comentarios de índole política ya que puede gustar mas o menos su ideología y su posición en cuestiones como los ataques bélicos, etc.; decía una mujer como Condoleezza es probable que en las cumbres políticas no vaya a llevar un tanga de leopardo ni un sujetador con relleno y puntillas. Será ¿por la sobriedad en el gusto al vestir relacionada con su posición política? ¿será por el conservadurismo propio de la señora? O ¿será por comodidad?. Pero, por otra parte, no sería nada descabellado pensar en todo lo contrario, que la mujer en su vida profesional es referente político mundial, símbolo de fortaleza y de dureza, en lo personal fuese mas allá que en su pensamiento político y arriesgara utilizando una ropa íntima provocativa, moderna y sexy.

Ahora bien, hay personajes de la vida social y política española que no puedo imaginar que tengan esa dualidad en su personalidad, ¿quién se puede imaginar a la señora de la Vega con un conjunto picardías? Bueno, que ejemplo tan gráfico ¿no?. Por no hablar de los señores Agag, Botín o el propio Rajoy, a los cuales no puedo elegir un modelito provocador porque no soy capaz de imaginarlo.

En fin, reflexionen si quieren y o no lo hagan, pero, miren de vez en cuando en su cajón de la ropa interior ¿qué ven?

Publicado por Paloma Lucas

Optimista por defecto, nunca tengo tiempo suficiente para dedicarlo a hacer todo lo que me encanta: escribir, cocinar, viajar, leer, coser... Y todo esto lo escribo en www.unblogdepalo.com. No consigo aburrirme, aunque si tengo que hacerlo me gusta pasar un rato aburrido en una tumbona del Caribe con un cocoloco en la mano.

Únete a la conversación

18 comentarios

  1. Como hombre te dire que me pongo los primeros calzoncillos que encuentro en el cajon ^^.
    Rara vez por no decir ninguna, me he parado a pensar que calzoncillos me sientan mejor o peor, o cuales van mas a la moda.
    Esteticamente me tiran mas los boxers, pero tengo un problema que no voy a relatar aqui jaja, y que hace que me sienta muuuuy incomodo si los uso.
    Con respecto a los politicos, pues creo que no van enseñando su ropa intima haya por donde van, pero como siempre cabe la minima posibilidad de que ocurra algo extraño y se vea algo que no deberia, de seguro que suele ser bastante sobria y cuidada para evitar comentarios :P
    PD: Mariano Rajoy jamas podra estar provocativo :)

  2. Vaya De Cabo, al final se van a sacar tus intimidades jejeje. No me quiero ni imaginar como sería la ropa interior del blog… mejor me quedo con las camisetas ;) Claro que si lo que me tengo que imaginar es la de los políticos… uff que mal rollo solo de pensarlo :D:D

  3. Bueno, bueno… creo que tengo que hablar por alusiones no?? ;-) jeje. Aunque no voy a entrar a hablar de mi ropa interior, por mucho que me amenace Bird (que malvada eres…) yo si que hago distinción entre muchos aspectos, la hay para salir de fiesta, para currar, un día normal, para jugar al fútbol, para quedar con una chica… ejem ejem… Y de los políticos… mira me acabas de cortar el rollo!!

    buen artículo Bird! Saludos!

  4. Pues sí, me has hecho pensar…

    Me imagino el regalito de bienvenida en plan teambuilding de la famosa cumbre de las Azores: Ese tanga dorado brillante y la obligación de llevarlo durante toda la cumbre… hmmm…

    A la vista del comentario parece que entre el trabajo, los niños, el cambio de keli y de buga me va a dar algo…

  5. Por mi parte, tengo que decir que como psicóloga que soy (-pobre de tí- pensaréis los demás)creo que la ropa interior dice tanto de nuestra personalidad o estado de ánimo como la ropa no interior que llevamos. Agag fijo, pero fijo que lleva tanga… Rajoy llevará calzoncillos con la goma de la bandera de España, y la vice, seguro, seguro que lleva picardías… otra cosa es cómo les quede… No estoy de acuerdo en que eso no sea provocador… claro que pueden provocar diferentes reacciones: miedo, pánico, horror (unos/as más que otros/as), síndrome de estrés postraumático…
    El artículo está fenomenal… pero, ¿qué pasa con la Botella? ¿Acaso no es digna de que nos planteemos qué ropa lleva para erotizarse a sí misma y a su Josemari? No nos confiemos, la política y los tangas tienen mucho que ver… y si no, que le pregunten a Sarkozy…

  6. Yo me compro la ropa interior fundamentalmente en el H&M, tras experiencias negativas con las gomas mega-pegadas de los Calvin Klein (aunque alguno tengo) y la imposibilidad de encontrar la talla adecuada para meterme en los de Punto Blanco.

    Me gustan los gallumbos de super-héroes tipo Supermán, La Masa, aunque también los sobrios en negro.

    ¿Es grave doctora? ¿Qué conclusión debería sacar de todo esto?

    Mejor ni lo analizo…

  7. En Springfield o H&M los he comprado yo alguna vez, aunque tambien tengo fichada una tienda pequeña en la que tiene unos diseños bastante chulos.

    Los de heroes molan, y los de Micky ya son la bomba… :D

    Ale, ya lo he dicho!

  8. Pues yo uso siempre boxer, muy comodos, aunque a veces el roce no hace el cariño con el gayumbo y dependiendo del tipo de tejido, pues no mola tanto ;-)

  9. Yo una vez ví unos en los que ponía «RAmBO», es decir, con la ‘m’ mucho más pequeña que el resto de letras…

    Ah, y otra vez los cabrones de mis colegas me regalaron unos de Batman que tenían un apéndice para meter el tema… Algo como esto pero con temática Batman…

    Por cierto, ‘Ishma’, entrar a la sauna en calzoncillos es un poco gay, ¿no? ;)

    Saludos,

    Dimitri.

  10. No es gay, es una guarrada.

    Dentro de la sauna estábamos en bolas (con la correspondiente toalla, mentes sucias) pero fue después mientras nos vestíamos y mientras De Cabo gritaba «que me ven el culito!, que me ven el culito!»

    Algún día habrá que contar la historia entera, de cómo a alguno se le quemaban los dientes y tenía que hablar como Darth Vader para poder respirar (me descojono de risa sólo de acordarme).

    Y que sepáis que en la sauna también había una chica y bien guapa además ;)

    Saludos pervertidos

  11. Muy bueno! qué bien lo pasamos eh? Iba a salir en tu defensa diciendo que no, en la sauna estábas en bolas, pero no sé que sería peor si decirlo o no… ;-) Habrá que terminar el artículo de Suiza.

  12. A ver chicos, chicos, basta!!! que no quiero saber mas intimidades!! que facilidad para contar los gallumbos que usaís… jajaja.
    Que sepais, que el artículo es culpa absoluta de que en un momento de enajenación alcoholica amenacé a De Cabo diciendole te vas a enterar, voy a publicar un artículo con el título «Los calzoncillos del jefe»… y claro, luego no sabía sobre que escribir para que tuviera relación con el título y una mínima coherencia.
    En fin, que es una coña mas que un artículo. Por cierto, las chicas somos más discretas, no nos hemos pronunciado sobre los tangas que usamos, o no (jejeje).

  13. Muy light para lo que podrías haber dicho… (y hasta ahí podemos leer verdad?) En fin, la ropa interior es un tema curioso. Coincido en que la opinión femenina nos gustaría mucho en un artículo marcado por la masculina. Gayumbos fuera!!! Arriba los tangas! ;-)

  14. Muchos recuerdos tienes tu de las saunas, Ishmael, no saques tanto el tema que al final voy a tener que contar que la que más te gustó no fue por los gayumbos suizos jejeje, y tampoco estaba DeCabo… no penseis mal que yo preferí no presenciar ciertas escenas :D

    En cuanto a los tangas del sector femenino… ejem ejem… que como dice Bird, mejor no vamos a pronunciarlos ;)

  15. Perdona Zyrtab, puntualicemos esto, una cosa es lo que más me gustó y otra lo que más me dejó impresionado, y dejémoslo ahí que no quiero tener pesadillas. Lo que pasa es que te da rabia porque te lo perdiste, y no me vengas ahora con que prefieres no presenciar «ciertas escenas», que ya nos conocemos ;)

    Ah! Un abucheo general para el sector femenino del blog, nosotros aquí, abriendo nuestros corazones y nuestros cajones de la ropa interior y ellas hechas unas siesas.

    Venga chavales, gritad conmigo uuuuuuuuhhhhh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.