Hola a todos,

Hoy es el debate. Y ocurre que en esta ocasión parece que lo único que hay en juego es saber cómo de grande será la mayoría absoluta del PP. Otras opciones políticas han sido completamente excluidas del debate de esta noche, UPyD, IU, Equo… podrían tener su opción de explicar qué es lo que proponen para este país, que a Mariano y a Alfredo y a sus equipos de campaña ya les escuchamos a menudo en los medios.

Y luego está el formato. Manuel Campo Vidal (Manuel Campo Vidal, famosos en acción) parece que se va a limitar a ser parte del decorado, con una agenda de discusión ya pactada, con unos tiempos medidos por árbitros de baloncesto y con todos los detalles decididos y/o sorteados (empezará Rajoy, acabará Rubalcaba).

Y a pesar de todo esto no me lo pienso perder y espero y deseo que mucha mucha gente lo vea esta noche.

Esta campaña es con diferencia la que menos se siente en la calle, parece que está todo decidido, pero me niego a admitir que todo da lo mismo. Me niego a darles la razón a los que dicen que todo esto es un paripé y me planto ante los que pasan de la política. Si hay un momento importante en el que leer y escuchar lo que cada uno ofrece es este. No me refiero a las promesas (pocas por ahora) o las salidas de pata de banco de los mítines, me refiero a saber cuál va a ser la estrategia que cada partido propone para salir de esta situación de crisis global (que saldremos joder).

Puede que al final las decisiones las tomen Merkel y los mercados (y puestos a elegir prefiero a la Merkel que al menos a ella sí la ha votado alguien), pero como desde luego no conseguiremos nada mejor es pasando del tema. Y mientras no se nos ocurra otro sistema distinto al que tenemos (que sea aplicable de forma real), yo opto por la acción y por ser responsable, oír y leer qué es lo que ofrecen, y actuar en consecuencia.

¿Alguna reflexión al respecto?

Saludos!

Publicado por Call me Ishmael

Call me Ishmael. Some years ago - never mind how long precisely - having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. It is a way I have of driving off the spleen, and regulating the circulation. Whenever I find myself growing grim about the mouth; whenever it is a damp, drizzly November in my soul; whenever I find myself involuntarily pausing before coffin warehouses, and bringing up the rear of every funeral I meet; and especially whenever my hypos get such an upper hand of me, that it requires a strong moral principle to prevent me from deliberately stepping into the street, and methodically knocking people's hats off - then, I account it high time to get to sea as soon as I can. This is my substitute for pistol and ball. With a philosophical flourish Cato throws himself upon his sword; I quietly take to the ship. There is nothing surprising in this. If they but knew it, almost all men in their degree, some time or other, cherish very nearly the same feelings towards the ocean with me.

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Estoy de acuerdo contigo Ishmael pero… ¿de qué nos sirve escuchar y leer lo que «proponen» y prometen, si luego hacen lo que quieren? Yo me siento impotente en ese aspecto, da igual lo que digan, harán lo que quieran, todos y cada uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.