El dolor de las consecuencias

Abrí de nuevo los ojos, pero seguía sin ver nada. Pensé que quizás no los había abierto aún, como cuando estás soñando y parece que te has despertado para ir al baño y realmente no lo has hecho, solo es tu mente mandando malditos mensajes encubiertos. Los había abierto, no veía absolutamente nada, intenté enfocar […]