Cosas que odio con toda mi alma: Publicidad en el parabrisas del coche.

Aprovechando este espíritu de bondad y buenas intenciones que nos acompaña al empezar el año, he querido rescatar una de las muchas secciones que he creado en este blog y que luego he dejado pudrirse en el olvido sin el menor remordimiento. Tengo una ración de inquina lista para verter sobre un colectivo en particular: […]

Cosas que odio con toda mi alma: Los comentapelis.

Recupero hoy esta sección, oda a la inquina gratuita por fascículos, que casi había relegado al olvido tras una etapa benevolente de mi vida. Pero como diría mi madre “la paciencia tiene un límite y el mío se está agotando”, en concretó el mío se agotó el pasado sábado en el cine. Poco podía sospechar […]

Cosas que odio con toda mi alma: Los paraguas

Se despide el año con lluvias, y yo voy a despedirlo volviendo a mi estilo “sar-caústico” del que ese concurso al que debéis seguir votando aquí me había apartado un poco. Hoy es el día idoneo para cargar contra uno de los inventos menos desarrollados en los últimos siglos. Uno de esas cosas que odio […]

Cosas que odio con toda mi alma: El Bricolaje.

Es difícil encontrar algo que te arruine esa mañana de domingo situada estratégicamente en medio de un puente. Con todo el tiempo del día por delante, con un ayer y con un mañana libre de preocupaciones del trabajo, con tu cuerpo lo suficientemente descansado gracias a las horas de sueño acumuladas. Felicidad envasada al vacío […]