Peripecias de un papá. Primeras veces.

Supongo que uno de los indicativos claros de que nos hacemos mayores es descubrir que las “últimas veces” superan a las “primeras veces” en nuestro día a día. Cuando eres un bebé no sueles acostarte sin haber añadido al menos una “primera vez” a tu mochila vital: la primera sonrisa, el primer eructo, el primer […]