picture taken from blog.modernista.com

Hola blogueros!! Después del puente volvemos con más fuerza que nunca y tocando un tema un tanto espinoso, bastante oído y poco comprendido. Pero aquí estamos y lo vamos a explicar para que no haya ninguna duda.

Para entender el concepto de nube debemos echar un vistazo atrás y ver cómo ha evolucionado el mundo IT, sobre todo entender como su evolución ha sido influenciada por la economía, es decir, básicamente mejorar e innovar lo que tenemos pero pagando menos. De un vistazo se me ocurre como inicialmente empezamos con la arquitectura cliente-servidor para pasar después a la virtualización. El concepto de nube es un paso más allá en el que todo el sistema se ofrece como servicio.
Para que os hagáis una idea, en éste modelo se pagaría lo mismo por usar un servidor durante 900 horas que 900 servidores durante una hora. Hablando en plata, Pixar, esa gran empresa conocida mundialmente por películas como Toy Story o Buscando a Nemo necesitan 8 horas en renderizar un frame de película (24 Frames son un segundo), calcular cuántos años se tardaría en renderizar la película al completo… tantos años que no hubiéramos visto ni una de sus películas, ni nosotros ni nuestros hijos!

Hay diferentes tipo de nube dependiendo de cómo se usan los recursos:

Privada: Si está dedicada a una sola organización

Pública: Si los recursos están compartidos entre las diferentes organizaciones que allí se encuentren.
Serán los mandamases de las empresas quien decidan que parte de su organización deberá ir a la parte privada y cuál a la pública.

Todo en esta vida tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

Ventajas de la nube:

– Personalización e integración.

– Capacidad de adaptación y aprovechamiento de los tiempos de inactividad en los servidores.

– Uso eficiente de la energía ya que la energía consumida es sólo la necesaria.

Desventajas:

– Dependencia de los proveedores de servicios.
Aquí me gustaría profundizar algo más ya que es éste punto el que generará más controversia. Para empezar, la disponibilidad de las aplicaciones dependen del acceso a internet ya que nuestro proveedor de servicios (HP, IBM, Microsoft, Amazon) nos proporcionarán las herramientas necesarias para acceder a todos los servicios vía web.
Además los datos más privados de la empresa, la información más sensible, deja de estar en sus dominios, dejando expuesta esa información a posibles robos que dependerán de un tercero. Las medidas de seguridad dependerán además de nuestro proveedor, ya tendremos poco o nada que decir al respecto.
Incidiendo en la seguridad de los datos, ya no solo debemos estar preocupados por el robo de la misma en las dependencias del proveedor sino que no debemos olvidar que nuestros datos viajaran por internet hasta llegar a su destino, con lo que eso supone a pesar de la utilización de protocolos seguros como HTTPS.

Con toda esta información espero haber arrojado algo de luz al concepto de nube y las consecuencias de ir a la misma. Desde mi punto de vista creo que no es para nada el fin del mundo ni el comienzo de otra crisis tecnológica. Simplemente es una evolución necesaria la cual debemos seguir para ser más efectivos a medio-largo plazo. Entiendo que nuestro cerebro nos mande alertas de peligro por la forma en la que estamos acostumbrados a trabajar, sin embargo se nos abre otro tipo de tecnología, otra forma de trabajar. Debemos aprovechar ahora que estamos en el comienzo de ésta evolución para adaptarnos y trabajar en el futuro de esta manera.
Hasta la próxima!

Únete a la conversación

4 comentarios

  1. Excelente post Warning, está claro que el Cloud computing está en boca de todos y es la tecnología de moda.

    Acerca del nacimiento de Cloud computing, valga como anécdota lo que le ocurrió a Amazon. Resulta que sus servidores se petaban en ciertas épocas del año debido a la gran afluencia de clientes que compraban sus regalos a través de la empresa de venta online. Amazon decidió por tanto ampliar su parque de servidores acorde con las demandas puntuales. ¿Que ocurrió? Pues que los servidores cumplían durante los picos de ventas pero quedaban ociosos el resto del año. Entonces Amazon se hizo la pregunta:

    ¿Por qué no alquilar los servidores a otros para que utilicen los recursos de computación?

    Así nació el Cloud Computing.

    Efectivamente son muchas las ventajas de contratar Cloud Computing:

    – Ahorro en infraestructuras para hospedar el hardware
    – Ahorro en costes de mantenimiento del hardware

    Pero al igual que ocurrió con la virtualización, no todo es virtualizable, y no todo se puede montar sobre el cloud. Las empresas podrán (muchas ya lo hacen) contratar cloud para albergar muchos de sus servicios no críticos, pero la información sensible en mi opinión deberá seguir hospedada en los propios sistemas de la empresa.

    Saludos

  2. Hola Warning,

    No podía faltar este tema en tus posts tecnológicos. Me gusta la última parte en que comentas que es simplemente una evolución de las tecnologías, de hecho, estoy completamente de acuerdo.

    Por otra parte, creo que el término «clouth computing» o la nube, como se refiere mucha gente a ello en español, no es nada nuevo bajo el sol y obedece mucho a intereses de marketing para incrementar las ventas de muchas empresas tecnológicas que precisan de nuevas denominaciones para dar sentido a sus existencias y engrosar sus arcas.

    La informática sigue al igual que la historia o la economía, procesos cíclicos, cada cierto periodo de tiempo volvemos a una tendencia considerada obsoleta, maquillada bajo un nombre distinto y, de repente, parece que es la panacea.

    Pues bien, ni el clouth computing es la panacea ni tampoco es el demonio, como bien expones.

    Hay serias dependencias para llevarlo a cabo con garantías. La seguridad de la información que has argumentado es uno de los puntos fuertes pero también hay criterios geográficos y legales que pueden imposibilitar o dificultar la aplicación de una solución basada en la nube. Sin ir más lejos las farmacéuticas tendrían trabas legales para colocar ciertos datos en servidores ubicados fuera del país donde se ubica su cuartel general, por ejemplo.

    Otro aspecto que me replanteo es algo que todo el mundo da por sentado: el ahorro de costes. ¿Realmente se ahorra siempre que se colocan soluciones en la nube? No olvidemos que, en el caso de España, el coste de las líneas de datos es muy elevado y una solución de este tipo para llevarse a cabo con calidad del servicio requiere un buen canuto de conexión a internet. Un departamento de sistemas bien dimensionado en cuanto a equipo humano y número de recursos bien puede ser competitivo con respecto a una solución basada en la nube. Como ventaja de este enfoque es que el conocimiento reside en la compañía, eliminamos la dependencia en el proveedor de acceso a internet y en el proveedor de servicios de clouth computing (o en el caso de que ambos sean el mismo, nuestra infraestructura de it, pende de un hilo).

    Por no enrollarme más con mi comentario, que está quedando igual de largo o más que los que he leído en los posts de los controladores aéreos, Sí al clouth computing como concepción y evolución de las tecnologías de la información. Ahora bien, ¿Siempre es la solución? Rotundamente NO, dependerá de un montón de factores según las necesidades de nuestra organización. En algunos casos será un éxito pero, en otros tantos, será el camino hacia el rotundo fracaso.

    Disculpad la extensión, pero es que es tema me toca la fibra.

  3. Muy buena aportación Sylar, no la conocía. Complementa a la perfección éste post. Me parece mogollón de interesante. Lo cierto es que la gran mayoría de los descubrimientos ocurren cuando te haces ese tipo de preguntas. Puedes tenerlo al lado y ni darte cuenta hasta que pum! ahí lo tienes :-)

    Y muy de acuerdo contigo Ikeisenhower, aunque el pretexto del ahorro de costes siempre esta ahí, hay que seguir invirtiendo en hierro y todo lo que de él depende, como tu bien dices. Lo que esta claro es que la red ya está tejida y la araña espera pacientemente a sus presas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.